Advertencia a las empresas privatizadas

"Que no nos corran más con el caos", dijo Kirchner por los cortes eléctricos y de agua; exhortó a piqueteros a no cortar calles
Mariano Obarrio
(0)
1 de noviembre de 2003  

PUERTO MADRYN.- El presidente Kirchner advirtió ayer a las empresas públicas privatizadas "que no nos corran más con el caos", en referencia a los cortes de energía eléctrica y de agua de las últimas semanas, y destacó que "cuando se prestan servicios públicos hay que prestarlos bien, hay que invertir, cumplir con los contratos y tener mecanismos que garanticen la calidad del servicio".

"Nos asustan con el caos y después nos viven quebrando. Después se la llevan toda. Basta, que no nos corran más con el caos. Hay que respetar los derechos que nos corresponden, y los primeros somos los argentinos", dijo.

Al mismo tiempo, le contestó también a su par del gobierno de España, José María Aznar, que había reclamado rentabilidad para las empresas privatizadas de su país, al destacar que le parecía bien "que quiera que sus empresas tengan mucha rentabilidad, que la administren bien, que coloquen buenos gerentes y que las cuiden".

"Aznar estuvo muy bien cuando dijo que sus empresas van a seguir trabajando en la Argentina", agregó.

Además, exhortó a los piqueteros a que depongan el bloqueo de calles, rutas o edificios. "Muchas veces, cortarnos las calles entre los propios argentinos no sirve", dijo Kirchner no bien pisó Chubut, adonde vino a inaugurar obras y a apoyar al candidato a gobernador del PJ, Mario Das Neves.

"Yo pongo todo el esfuerzo por la paz social. Estamos haciendo microemprendimientos, cooperativas, viviendas, trabajo. La solidaridad y el esfuerzo son fundamentales. Pero siempre en la convivencia y la comprensión", dijo Kirchner en un mensaje dirigido a los piqueteros, a quienes garantizó que no los perseguirá judicialmente.

Kirchner aprendió la lección con la última derrota en las urnas de Mendoza, donde hace dos semanas perdió el peronismo. La paridad electoral que existe en Chubut entre el PJ y la UCR hizo que el Presidente viniera a esta provincia por Das Neves, pero sin confrontar sino con elogios al gobernador radical que va por la reelección, José Luis Lizurume, a quien llamó reiteradamente "mi amigo".

Quedó la sensación de que quiso dejar en claro que cualquiera sea el futuro gobernador, Kirchner querrá tenerlo de su lado. Además, el Presidente hizo una relación inmejorable con el radical Lizurume desde cuando era gobernador de Santa Cruz.

En lo político, el acto principal fue una conferencia de prensa. Puso a Das Neves a su lado. Y dijo: "Aquí estoy, con Mario, al que apoyo". Pero aclaró: "Comparto muchísimas políticas de Estado con Cacho (por Lizurume)".

Cuando LA NACION lo consultó sobre los reclamos de Aznar, Kirchner se mostró conciliador. "Me parece bien que un presidente quiera que sus empresas tengan mucha rentabilidad, que la administren bien, que coloquen buenos gerentes y que las cuiden", dijo.

"Además, ellos tienen empresas del Estado y aquí era un sacrilegio en la década del 90", agregó, con ironía.

Antes, el Presidente fue ovacionado en el acto de inauguración de la terminal de cruceros del muelle Luis Piedrabuena, junto con Das Neves y Lizurume, a quienes les levantó la mano en señal de amistad repartida, gesto que no les hizo mucha gracia a los militantes del peronismo de Trelew que había llevado Das Neves.

"Kirchner querido, el pueblo está contigo", gritaban los 2000 asistentes. Mientras, insultaban a Lizurume y a otros dirigentes de la UCR local, apostados en el palco frente al mar, cuando el calor comenzaba a apretar. El Presidente hizo un gesto a la gente de que detuviera sus insultos, mientras firmaba autógrafos, se probaba gorritos y besaba niños.

"No nos dividen luchas políticas a los hombres del Sur -dijo Kirchner-. Toda la vida milité en un partido, pero eso no me quita el derecho de ser amigo a la vez de Cacho Lizurume y de Das Neves. Son amigos míos."

Antes, Kirchner había encabezado el acto protocolar de apertura de licitaciones para la interconexión eléctrica entre la estación transformadora de Choele-Choel (Río Negro) y Puerto Madryn. "Dentro de dos años vendré a inaugurar esa obra", dijo.

"Posición definitiva"

Sobre el rechazo de los bonistas europeos y norteamericanos a la propuesta argentina de reestructuración de deuda, Kirchner aseguró que "ésta es la posición definitiva de la Argentina" y atacó sin nombrarlo a Ricardo López Murphy. "Yo escucho a algunos dirigentes de acá decir que la Argentina tiene que mejorar la propuesta, con una quita menor. Eso lo paga el pueblo argentino, porque en vez de un superávit del 3% tendría que haber un superávit del 6 o 7", embistió.

"La Argentina quebró y si hay empresas norteamericanas que quebraron y están pagando 14 centavos por dolar, nosotros estamos haciendo un esfuerzo muy grande para tratar de honrar la deuda", dijo. "Que dejen de asustarnos con los embargos. Hay argentinos que han perdido todo", agregó.

Textuales

"Cortarnos las calles entre los propios argentinos no sirve. Yo pongo todo el esfuerzo por la paz social. La solidaridad y el esfuerzo son fundamentales. Pero siempre en la convivencia y la comprensión"

"La Argentina quebró y si hay empresas norteamericanas que quebraron y están pagando 14 centavos por dólar, nosotros estamos haciendo un esfuerzo muy grande para tratar de honrar la deuda"

"Haré todos los esfuerzos por tener un Poder Judicial independiente y por eso mi intención es que haya una Corte plural, con distintas visiones de la sociedad y el derecho"

"Nos asustan con el caos y después nos viven quebrando y se la llevan toda. Basta, que no nos corran más con el caos. Hay que respetar los derechos que nos corresponden"

"Cuando se prestan servicios públicos hay que prestarlos bien, hay que invertir, cumplir con los contratos, tener mecanismos que garanticen la calidad del servicio"

"Hay muchos que están esperando agazapados que tengamos el primer traspié para volver a implementar las políticas que llenaron de dolor y hambre a la Argentina"

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.