Aerolíneas: el PJ quiere cambiar el plan oficial

No votarán a libro cerrado, advierten
Laura Serra
(0)
7 de agosto de 2008  

Después de la traumática experiencia que significó para el oficialismo el rechazo en el Congreso del proyecto oficial sobre retenciones móviles al agro, los diputados kirchneristas se niegan a votar “a libro cerrado” y anticipan, en voz baja, que impulsarán cambios al plan de reestatización de Aerolíneas Argentinas y Austral promovido por la Casa Rosada.

El debate de la iniciativa empezó ayer en la Cámara de Diputados, con la presencia del secretario de Transporte, Ricardo Jaime. Ante los legisladores que integran las comisiones de Transporte y de Presupuesto, el funcionario planteó tres ejes argumentales: que la deuda de Aerolíneas Argentinas y Austral es de 890 millones de dólares; que la valuación de ambas compañías será definida en 60 días por tres instancias institucionales (el Tribunal de Tasación, la Auditoría y la Sigen, con la aprobación del Congreso) y que, a su juicio, el Estado "no debería pagar un peso" por la reestatización de las líneas aéreas.

"A Aerolíneas Argentinas se le ha sacado mucho. Obviamente considero que no se debe pagar nada, pero eso lo determinarán los organismo públicos de tasación", sostuvo Jaime.

El funcionario defendió a ultranza el camino de rescatar ambas empresas aéreas por la vía de la compra por parte del Estado de su paquete accionario, y desestimó la vía de la quiebra. Sin embargo, no dejó en claro si el Gobierno volverá a privatizarlas o qué porcentaje de sus acciones estudiaría ceder al capital privado. El proyecto de ley es difuso al respecto, y esto es lo que generó algunos cuestionamientos de la oposición y del oficialismo.

"No debemos caer en el papel del Estado bobo, que se hace cargo de la millonaria deuda de la empresa, y una vez saneada se la entrega otra vez a manos privadas, reiterando el círculo vicioso", alertó el diputado Claudio Lozano (CTA-Capital). Justamente éste sería uno de los puntos por retocar de la iniciativa, según confiaron a LA NACION desde la conducción de la bancada de diputados kirchneristas, que conduce Agustín Rossi (Santa Fe). "Va a haber amplio debate; nada se discutirá a libro cerrado", afirman.

El interrogante es hasta qué punto el Gobierno está dispuesto a tolerar cambios al proyecto. Hay diputados oficialistas que no aceptarían tibios retoques y que incluso ponen en tela de juicio la vía elegida por el Gobierno para recuperar las líneas aéreas, ya que implicaría que el Estado se hiciera cargo de la millonaria deuda. Esto es resistido férreamente por la oposición, que considera que el Gobierno colaboró, por acción u omisión, con el vaciamiento de Aerolíneas Argentinas.

Entre los oficialistas "rebeldes", los nombres se repiten: el bonaerense Felipe Solá, que votó en contra de las retenciones móviles al agro, impulsaría ahora un proyecto alternativo al del oficialismo y estudia la vía de la expropiación de las empresas aéreas a Marsans. La diputada Cristina Cremer de Busti, otra de las "rebeldes", anticipó que quiere analizar otras alternativas a la vía propuesta por la Casa Rosada. "Consultaremos abogados especializados en el tema", sostuvo.

"Hay que mantener a Aerolíneas Argentinas en funcionamiento, pero de ninguna manera hacerse cargo de la deuda que deja Marsans", enfatizó el mendocino Enrique Thomas.

La oposición disparó críticas durísimas contra Jaime. "Su paso por la Secretaría de Transporte fue ruinoso para el país", asestó Alejandro Nieva (UCR-Jujuy), que puso el acento en los balances irregulares de Aerolíneas, avalados por el Estado. Jaime se defendió diciendo que, cuando el Estado tenía el 1% de las acciones, "tenía nulo acceso a la información de las empresas" y que sólo retiró las impugnaciones cuando las empresas presentaron los balances, en 2006.

Sus palabras no convencieron a la oposición, renuente a avalar una operación de reestatización de dos empresas vaciadas, sin balances transparentes y, para peor, portadoras de una fabulosa deuda.

"Jaime describió una situación calamitosa por vaciamiento de la empresa, lo que demuestra que al menos hubo omisión y connivencia del Gobierno respecto del operador privado", enfatizó Adrián Pérez (Coalición Cívica), mientras que su par Carlos Raimundi (SI-Buenos Aires) denunció "una situación delictual".

El proyecto oficial

  • Paquete accionario: el proyecto de ley que envió la Casa Rosada prevé que el Gobierno solicite al Congreso su aval para el rescate financiero del paquete accionario de Aerolíneas Argentinas y Austral, cuya mayoría retiene el grupo español Marsans.
  • Valuación: la valuación de ambas empresas estará a cargo del Tribunal de Tasación, con posterior aprobación del Congreso.
  • Acta acuerdo: según el acta acuerdo firmado entre el Gobierno y Marsans, la valuación se basará sobre el costo del combustible subsidiado y las tarifas de cabotaje actuales.
  • Capital privado: una vez reestatizada la companía, se podrá ceder una parte del paquete accionario a capitales privados.
  • Asistencia financiera: el Estado, por sus diversos organismos, deberá asistir financieramente a las compañías, aunque el proyecto no define monto alguno.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.