Aeronavegantes: no hubo acuerdo y aumenta la tensión

Fracasó una conciliación dispuesta por la Justicia; atacaron a un diputado de la UCR
Marcelo Veneranda
(0)
18 de diciembre de 2009  

"A sangre y fuego". Durante tres horas, la frase cruzó en repetidas oportunidades la amplia mesa de la Sala de Acuerdos de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo y sirve para dimensionar el grado de tensión que subsiste en el seno de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA).

Convocados a una audiencia conciliatoria por la Sala IV del tribunal, los apoderados de las listas Verde y Celeste no pudieron zanjar sus diferencias en la lucha por el control del gremio. La disputa se trasladará nuevamente a las puertas de la sede sindical, que ayer estuvo custodiada por una veintena de afiliados "verdes" y un nutrido grupo de individuos de dudosa procedencia.

Las últimas elecciones fueron consideradas fraudulentas por la Justicia, que desde hace dos semanas intenta sin éxito poner en funciones a la lista ganadora, contraria al sector que ejerce el poder en la organización.

Antes de convocar a la audiencia, la Cámara había suspendido la ejecución de una medida cautelar de la jueza laboral Beatriz Ferdman, quien pretendía ingresar en la sede gremial para poner en funciones a la lista Celeste, declarada ganadora de la elección de 2006 por la misma Cámara que determinó la existencia de fraude en el recuento de votos.

La suspensión de la actuación de Ferdman no evitó que se vivieran momentos de tensión en la sede de la AAA (Mitre 1906), que incluyeron empujones, insultos y hasta escupitajos al diputado radical Rubén Lanceta, quien se había acercado al lugar para apoyar las pretensiones de la lista Celeste, según indicó a LA NACION. Al grito de "traidor" y "borracho", Lanceta fue repelido por los militantes, entre quienes se contaban miembros del Sindicato de Guincheros y Maquinistas de Grúas Móviles.

Esta organización integra la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), cuyo secretario de Relaciones Institucionales es Ricardo Frecia, líder de la lista Verde y aliado de la ex secretaria general de AAA y actual embajadora en Venezuela, Alicia Castro.

Frecia se hizo presente frente al gremio a las 11.30, una hora después de conocida la suspensión del ingreso de la jueza. Tras aclarar que no iba a responder preguntas, dijo, aludiéndose a sí mismo: "Ricardo Frecia y la AAA amamos la justicia y valoramos la actitud de la Cámara". A sus espaldas se leían carteles que pedían "no entregar los cielos a los capitales extranjeros" y "respetar el voto de los afiliados".

Los "verdes" exigen que se tome en cuenta el fallo del juez laboral provincial con sede en Lanús, Jorge Candis, que validó las elecciones de noviembre pasado, convocadas a pesar de un impedimento establecido por la Justicia y el Ministerio de Trabajo.

Por su parte, los abogados de la lista Celeste, Gustavo de Eurasquin y León Piasek, sostienen que el juzgado provincial carece de competencia frente al caso y dudan de los motivos por los que se eligió a ese tribunal bonaerense. "No tenemos ni una sede allá. El gremio funciona en la Capital", indicó a LA NACION Raúl Salgado, líder de la lista Celeste.

Ese fallo de Lanús es el que tomó en cuenta el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, para sostener la existencia de decisiones judiciales contrapuestas y ordenar a la Policía Federal no acatar la orden de la Justicia de ingresar por la fuerza a la sede gremial.

También fue la fórmula utilizada por el abogado de la lista Verde, Mauricio D´Alessandro, que pidió que el Ministerio de Trabajo designara a un delegado normalizador y la Justicia a un veedor, para convocar inmediatamente a nuevas elecciones.

La postura fue rechazada por los "celestes", quienes no aceptan la intervención de Trabajo. Acusan a la cartera laboral de beneficiar a la lista vinculada con Alicia Castro. En cambio, pretenden que se haga efectivo el fallo de la Cámara, que les otorgó mandato por seis meses. Sin acuerdo, las actuaciones volverán hoy a manos de la jueza Ferdman.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.