Afectada por la inflación, la UOM de Caló va hoy al paro

El gremio del líder metalúrgico pide mejoras salariales; la medida de fuerza es por 24 horas, contra las firmas del grupo Techint y Arcelor Mittal
Nicolás Balinotti
(0)
13 de mayo de 2014  

En un intento de exhibir señales de autonomía, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), el gremio que conduce el jefe de la CGT oficialista, Antonio Caló, activó hoy un paro de 24 horas en contra de las empresas siderúrgicas del Grupo Techint y Arcelor Mittal en reclamo de mejoras salariales.

La medida de fuerza de los metalúrgicos se concretará un día antes de la movilización a la Plaza de Mayo que convocó el sindicalismo opositor, encabezado por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo. "La cercanía temporal o la coincidencia es pura casualidad: nada tiene que ver nuestro reclamo con el de Moyano. Lo de ellos es una movida política, l o nuestro es en defensa de los intereses metalúrgicos", se esforzó en despejar cualquier duda un jerárquico de la UOM.

El sindicato de Caló logró a fines de marzo un aumento anual en los sueldos básicos del 26,5%. El acuerdo fue a medida de lo que se sugirió desde la Casa Rosada a los gremios aliados: que no superara el 30%. Casi dos meses después, Caló tomó conciencia de que el trato podría quedar por debajo de la inflación si es que los índices continúan en su rumbo alcista. Ayer no lo reconoció él abiertamente, pero sí lo hizo Abel Furlán, secretario de prensa de la UOM.

"[Las empresas] no quieren reconocer ni el nuevo sueldo básico ni los adicionales, y la verdad que cuando vamos al supermercado nos cuesta todo más y no alcanza el salario", dijo ayer Furlán a la agencia Noticias Argentinas. El dirigente agregó: "El salario de los trabajadores siderúrgicos se compone del básico, más un salario conformado por adicionales que se pactan con las empresas. Las siderúrgicas más grandes del país, que son las que ganaron más plata, son las que se niegan a pagar el aumento acordado en paritarias".

Otras exigencias

La UOM exige ahora que las siderúrgicas, sobre todo las del grupo Techint y Arcelor Mittal, cumplan con la suba del 26,5%. Hay más: también piden que las empresas acepten "negociar por separado un pago extra por producción, presentismo u otras conquistas internas", según lo explicó ayer a LA NACION una empinada fuente del sindicato.

Desde el sector empresario informaron que los "adicionales remunerativos deben ser negociados por cada empresa individualmente" y se llamó a "seguir negociando". Se reconoció, además, que en los salarios básicos se aplicó la suba pactada en la paritaria firmada el 28 de marzo pasado. Así lo expresó la Cámara Argentina del Acero a través de un comunicado.

Lleva dos semanas el tironeo entre la UOM y las siderúrgicas. El conflicto llegó al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quien dictó hace tres semanas la conciliación obligatoria, instancia que ya caducó. "En el tiempo de conciliación, los empresarios no acercaron ni una propuesta. Las siderúrgicas son las que más plata ganaron en nuestro sector", se quejó anoche un jerárquico metalúrgico.

A Caló le hubiera gustado que el paro de la UOM hubiera pasado inadvertido. Si bien se informó sobre la protesta a través de una breve solicitada en algunos diarios, la publicación obedeció a una formalidad interna del sindicato y para cumplir con lo acordado en la instancia de conciliación obligatoria.

Cerca del jefe metalúrgico intentaron reforzar su gesto de autonomía al sostener que la medida no tendría "ningún impacto negativo" en la relación con la Casa Rosada. La fuente se guiaba por las palabras de Caló ante el consejo directivo, al que le dio el visto bueno para avanzar con la protesta.

El paro de hoy se sentirá sobre todo en las seccionales de San Nicolás, Campana y Villa Constitución. En estos tres sitios se encuentran las plantas más activas del grupo Techint. Si bien estarán involucrados directamente un 20% del total de los afiliados de la UOM (270.000), la huelga impactará en todas las ramas de la producción. "Sin las siderúrgicas, no funciona la UOM, así que el paro será total", informó un dirigente metalúrgico.

El atisbo de rebeldía que exhibió Caló calmó fugazmente la interna sindical en algunas fábricas donde la izquierda comienza a ser una amenaza para el sindicalismo tradicional. Pero en la UOM, anoche, estaban confiados en que la pulseada salarial se resolverá pronto y de manera favorable.

Posiciones en pugna

La UOM

Antonio Caló (presidente)

  • Los metalúrgicos exigen el cumplimiento de la suba del 26,5% acordada en la paritaria y reclaman, además, que las empresas acepten negociar por separado un pago extra por producción, presentismo u otras conquistas internas

Las empresas

TECHINT-arcelor mittal

  • Los empresarios aseguran haber cumplido con el pago de la suba de los salarios básicos del sector que fue pactada en la paritaria. Así lo expresó la Cámara Argentina del Acero a través de un comunicado. Insisten en que los adicionales remunerativos debe ser negociados por cada empresa individualmente

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.