Tras el fracaso de la reunión de ayer. Afirma el campo que la postura oficial potencia la cita en Rosario