Aguad garantizó a los familiares que seguirá la búsqueda del submarino

El ministro finalmente los recibió y reunión duró casi dos horas
El ministro finalmente los recibió y reunión duró casi dos horas Crédito: Twitter
Darío Palavecino
(0)
25 de enero de 2018  • 19:43

MAR DEL PLATA.– Por momentos tensa, de punta a punta intensa, la reunión que durante casi dos horas mantuvieron esta tarde el ministro de Defensa, Oscar Aguad , y familiares de tripulantes del submarino ARA San Juan abrió una tregua de confianza mutua a plazo fijo. A partir del lunes esperarán aquí las primeras respuestas oficiales que demuestren mayor esmero para dar con el buque. Mientras tanto, los familiares dejaron a un lado –pero no descartaron– su idea de llevar el reclamo a la Casa Rosada y estar cara a cara con el presidente Mauricio Macri o –como ya advirtieron– encadenarse a las rejas de acceso a la sede gubernamental.

Más predispuesto a escuchar que a proponer, en un clima de respeto mutuo, esta vez Aguad dejó mejor imagen que en sus anteriores pasos por aquí. El primero fue a pocos días de conocida la desaparición del submarino, cuando anunció que se habían detectado nuevas llamadas desde el buque, dato luego desmentido y que los familiares no dudaron en considerar “un papelón”. Semanas más tardes, volvió a pasar por la Base Naval y encontró durísimos reclamos, varios muy subidos de tono y en términos más que fuertes. Hoy el clima fue más atemperado.

“La reunión fue positiva”, confirmó Marcela Moyano, esposa del tripulante Hernán Rodríguez y hoy vocera del grupo que participó del encuentro. Reconoce que el ministro demostró compromiso con el caso e interés en atender las demandas de los familiares de la dotación. “Ahora queremos ver hechos”, resaltó.

Los familiares de los tripulantes del ARA San Juan le pidieron a Aguad ayuda económica

07:32
Video

Aguad, que estuvo acompañado por el jefe de la Armada Argentina, vicealmirante José Luis Villán, ingresó por accesos posteriores y no se cruzó con la prensa, solo aceptó reunirse con un familiar por tripulante. Por eso esperaron afuera otros 30 que, con banderas argentinas, al menos esperaban un saludo del funcionario.

Aquí ratificó que buques de la Armada Argentina continuarán en el área de búsqueda “sin límite de plazo” con apoyo de otro ruso, que está aquí hace más de un mes y que hoy volverá a puerto por unos días para reabastecimiento.

Posible recompensa

El ministro de Defensa les confirmó que el Estado está pidiendo presupuesto de empresas privadas especializadas en rescate submarino. Como el trámite burocrático y los familiares exigen reacción rápida, se le propuso a Aguad la posibilidad de fijar una recompensa para buques civiles que rastrillen y puedan encontrar al submarino perdido. Prometió revisar esa chance.

Colaboradores de Aguad también se reunieron con un armador de buques pesqueros que propuso hacer un relevamiento con sus unidades en la zona donde presuntamente se perdió contacto con el ARA San Juan. “Nos atendió la secretaria y dijo que nos van a avisar”, dijo Renato Alegua, el empresario que hace semanas baraja esta posibilidad con los familiares. Solo pide combustible, víveres y algún incentivo.

Contundentes en sus planteos, a veces con tono elevado, familiares exigieron reacciones rápidas. Piden que se contrate pronto a la empresa privada que pueda rastrillar. “Hay una firma venezolana que ya mismo puede mandar equipos y un robot submarino sin que haya que pagar ahora”, contó a LA NACION Jaqueline Monzón, hermana del suboficial Ariel Monzón. Ellos mismos contactaron a la empresa.

Le pidieron a Aguad que se apure la reparación de otros buques, dañados durante la primera etapa del operativo de búsqueda, y que el gobierno contrate personal si le falta para apurar la vuelta a mar abierto de esas unidades. También que se sume el Angelescu, un flamante buque de investigación científica al servicio del Ministerio de Agroindutria de la Nación.

Además le exigieron a Aguad que quede escrito que esta continuidad del operativo de búsqueda del ARA San Juan se sostenga en el tiempo más allá de cambios de autoridades y organismos. El ministro fue claro al respecto. Les volvió a recordar que sabe lo que es el dolor porque él mismo ha perdido un hijo. Y que tiene un compromiso personal con esta causa: “Este hecho me va a perseguir hasta la muerte y por eso quiero encontrarlos”, dijo sobre los 44 tripulantes y el buque.

Fue crudo cuando se le comentaron de informes que sostienen como hipótesis principal que el submarino explotó y que no hay sobrevivientes. Para él, admitió, fue “una tragedia” en la que aclaró que ahora sí cree que “tiene responsables”. Por eso les dijo que serán importante el avance de la causa judicial que se tramita en Caleta Olivia.

Los familiares, varios de los cuales pernoctan en la Base Naval, le aclararon que no darán tregua. “Si nos quieren jugar al desgaste, nosotros estamos fuertes y unidos como el primer día”, dijo Laura Rodríguez, madre del suboficial Gabriel Alfaro Rodríguez. El grupo se acordó también del presidente Macri, que estuvo de paso aquí cuando el caso llevaba una semana. “Que no nos defraude”, reclamaron.

Tres familiares están embarcados en uno de los buques que participa del rastrillaje. Con ellos una vidente que aportó datos sobre la posible ubicación del buque. Sin un solo dato contundente, la Armada Argentina y el gobierno están aceptando cada propuesta. Hasta las que aparecen más disparatadas para las autoridades.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.