Agustín Rossi: "Los que planifican un futuro político sin contemplar el liderazgo de Cristina Kirchner, se equivocan"

Fuente: LA NACION - Crédito: Sebastián Rodeiro
En una entrevista con LA NACION, el ministro de Defensa analiza los cambios en el gabinete, reconoce el avance del narcotráfico y ratifica el apoyo oficial a César Milani
Matías Moreno
(0)
27 de noviembre de 2013  • 09:45

No está sentado en una banca de la Cámara baja del Congreso. No escucha los gritos cargados de acusaciones de dirigentes de la oposición en pleno debate por un proyecto de ley. Ya no mira con nerviosismo el resultado que arroja el tablero del recinto. Agustín Rossi ocupa ahora un cargo ejecutivo y transita otra "etapa", sin embargo, interpreta un papel similar al que tenía hasta hace unos meses en el libreto del oficialismo: defiende cada paso del Gobierno con la misma intensidad de sus años como jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria. Desde su despacho del piso 11 del edificio Libertador, el ministro de Defensa deja entrever el gen del verticalismo en el poder, integrante del ADN de todo kirchnerista. ¿Sus premisas para el escenario actual? No bajar la guardia en la gestión y fortalecer el liderazgo de Cristina Kirchner. En el horizonte de 2015, le traza un límite a aquellos que se anotaron en la carrera por la sucesión presidencial dentro de las arcas del "modelo", como Daniel Scioli, Florencio Randazzo y Sergio Urribarri. Hasta le pone un freno al flamante jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , a quien elogia. En una entrevista con LA NACION, Rossi advierte que la jefa del Estado extenderá su influencia sobre "el proyecto" más allá del ocaso de su segundo mandato.

Rossi también brinda su escudo a dos de los personajes más cuestionados del kirchnerismo: el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que renunció la semana pasada, y el jefe del Ejército, César Milani, denunciado por su presunta vinculación con la represión ilegal durante la última dictadura.

Inmerso en los temas de su cartera, el ministro sostiene que el Gobierno enfrenta desde hace años el narcotráfico, respalda las tareas de cooperación con las fuerzas de seguridad que realiza el Ejército en la frontera del norte y da por cerrado el debate por una ley de derribo, que impulsan algunos dirigentes de la oposición.

- ¿A qué respondió su pase del Congreso al Gabinete?

- En cada etapa, momento y coyuntura -las etapas pueden tener distintos signos-, la Presidenta decide cuál es el mejor diseño y arquitectura de sus colaboradores para hacer más eficientes sus políticas. Siempre me he sentido parte de un proyecto colectivo. Me tocó estar en donde Cristina pensó que tenía que estar para que desde ese lugar aportara lo mejor de mí. Si la pregunta es si hice algún duelo, no hice ningún duelo…

- Si lo tomó como un premio o un castigo...

- Salí de hablar con Cristina y mi cabeza ya estaba formateada para trabajar como ministro de Defensa. Siempre es un reconocimiento integrar al equipo de colaboradores más cercano a la Presidenta.

Video

- Cristina Kirchner regresó e implementó cambios de fondo en el Gabinete. ¿Piensa que fue una medida electoral o una decisión económica?

- La Presidenta debe haber percibido que en esta coyuntura, que significa ingresar a la segunda mitad de su mandato, necesitaba producir los cambios para generar el diseño que le permita implementar de manera más efectiva las políticas que quiere llevar adelante. Tiene una doble condición: lidera nuestro espacio político y es la Presidenta. Ella interpreta y hace la lectura de cada uno de los momentos políticos.

- ¿Se sorprendió con los cambios en el Gabinete?

- Cuando uno está en el Gobierno y forma parte de un proyecto colectivo, tiene que tomar con naturalidad que se sucedan cambios. El kirchnerismo ha generado pocas modificaciones de Gabinete durante estos diez años. No es una mirada de sorpresa, no es el sentimiento que me genera.

- ¿Y la renuncia de Moreno no le llamó la atención? Fue un funcionario emblemático del kirchnerismo...

- Vale lo mismo que para el resto de los funcionarios. Cuando uno siente este proyecto en términos individuales, es más fácil entender y posicionarse ante este tipo de cuestiones. No tiene que ver con qué le pasa a alguien en términos personales sino que es producto de la construcción colectiva.

"Moreno fue valioso como lo fueron Abal Medina, Yauhar o Lorenzino, por decir los funcionarios que dejaron de ocupar un lugar. Son etapas. La Presidenta es la que percibe y valora cuál es la arquitectura de gobierno que necesita en cada una de las etapas"

- ¿Usted coincide con aquellos que dicen que Moreno fue "valioso"?

- Sin duda, sin duda.

- ¿Y entonces por qué se produjo su salida?

- Moreno fue valioso como lo fueron Abal Medina, Yauhar o Lorenzino, por decir los funcionarios que dejaron de ocupar un lugar. Son etapas. La Presidenta es la que percibe y valora cuál es la arquitectura de gobierno que necesita en cada una de las etapas. Consideró que en esta etapa tenía que provocar un nuevo diseño y lo provocó, lo cual no significa ninguna valoración negativa de los que venían participando de la etapa anterior.

- ¿Cómo ve la llegada de Capitanich al Gabinete? ¿Qué valoración tiene de él?

- Tengo una muy buena relación política con él. Es un gran trabajador, un militante comprometido con este espacio, ha demostrado una enorme capacidad de gestión en Chaco y es un gran comunicador. Tiene una cantidad de valores y virtudes que seguramente va a expresar en un lugar de tanta responsabilidad institucional como es la jefatura de Gabinete.

- ¿Puede convertirse en el sucesor de Cristina Kirchner desde la jefatura de Gabinete?

- Cometeríamos un grave error si pusiéramos la elección de 2015 en la agenda de hoy. La sociedad espera de nosotros que construyamos una agenda que tenga que ver con la gestión. Ponernos hablar de 2015 es un sinsentido en esta etapa. No tengo dudas de que esa debe ser la mirada que tiene Capitanich.

- Capitanich dijo hace poco que el futuro candidato del oficialismo deberá definirse en internas. ¿Será así? Hay varios que han expresado su deseo de ser presidente como Scioli, Randazzo, Urribarri...

"Aquellos dirigentes que planifican un futuro político sin la contemplación de la existencia del liderazgo de Cristina, se equivocan, simplemente"

- Todo el mundo tiene el derecho de expresar lo que quiera. No me parece mal que un espacio tenga muchos candidatos. Desde que votamos en 2009 la modificación de la ley de partidos políticos, hay elecciones internas con un candidato, con dos o varios. Pero no es el momento de instalar ese debate. Hay que fortalecer la gestión y el liderazgo de nuestra Presidenta. La Constitución le da a los cargos políticos fecha de inicio y final. Los liderazgos no tienen fecha de final y Cristina tiene un liderazgo alrededor de nuestro espacio que tiene una construcción social, no es la voluntad de un grupo de dirigentes o militantes. Ese liderazgo va a estar presente en 2015 por más que ella tenga que dejar la presidencia porque termina su mandato. Entonces, aquellos dirigentes que planifican un futuro político sin la contemplación de la existencia de este liderazgo, se equivocan, simplemente.

- Por eso le preguntaba si al poner a Capitanich en ese lugar, la Presidenta eligió a su sucesor...

- Estoy convencido de que eso no estuvo presente en la decisión de la Presidenta. Lo que quiso fue conformar un equipo de gestión, que sea el que mejor pueda expresar, representar y hacer eficientes las políticas públicas que quiere llevar adelante en estos dos últimos años de mandato.

Agustín Rossi aconseja prestarle atención al liderazgo de Cristina aún después de 2015
Agustín Rossi aconseja prestarle atención al liderazgo de Cristina aún después de 2015 Fuente: LA NACION - Crédito: Sebastián Rodeiro

- ¿Siente que la Corte Suprema le dio la derecha al Gobierno con la ley de medios y un cachetazo con el documento sobre el avance del narcotráfico en el país?

"Sobre el tema del narcotráfico, bienvenidos el documento de la Iglesia y el pronunciamiento de la Corte porque se acercan a un problema que es grave en la Argentina, pero que venimos trabajando desde hace tiempo"

- No lo tomé así. Me produjo una gran alegría que luego de que estuviera trabada la aplicación de la ley de medios durante cuatro años se haya declarado su constitucionalidad. Sobre el tema del narcotráfico, bienvenidos el documento de la Iglesia y el pronunciamiento de la Corte porque se acercan a un problema que es grave en la Argentina, pero que venimos trabajando desde hace tiempo. En 2004, Néstor Kirchner creó el "Sistema nacional de vigilancia y control aéreo espacial". Por ese plan instalamos 22 radares en los aeropuertos que son indispensables para que funcionen los radares de defensa, que detectan el tránsito aéreo irregular. En 2011, la Presidenta creó el operativo Escudo Norte, para mejorar la vigilancia en la frontera. La empresa nacional Invap está fabricando seis radares de defensa. Además, tenemos 20 radares terrestres distribuidos en todo el norte, que opera el Ejército y que buscan identificar los vuelos de baja altura [...] Existe un sistema de radarización en el norte argentino, no es de ahora que nos preocupamos por este tema. Entendemos que hay que seguir mejorándolo.

- Teniendo en cuenta el tenor de las denuncias que realizaron los jueces del norte, ¿por qué se llegó a esta situación? Hubo un crecimiento del narcotráfico en la Argentina...

La mirada de que el problema de los narcos es exclusivamente de las fronteras es de cuando la Argentina era un solo un país de tránsito

- Sí, pero hay que hacer un análisis general del tema. En Santa Fe, tuvimos un desarrollo importante del delito narco por el nivel de connivencia que existe entre un sector de las fuerzas de seguridad y los narcos. La mirada de que el problema de los narcos es exclusivamente de las fronteras es de cuando la Argentina era un solo un país de tránsito. Hoy es un país de elaboración y consumo. Hay que hacer una fuerte apuesta a los desarrollos de inteligencia criminal, en el buen sentido, para desbaratar a las bandas que existen.

Fuente: LA NACION - Crédito: Sebastián Rodeiro

- ¿Cuál es su visión de la movilización de los efectivos del Ejército en la frontera norte para que colaboren con Gendarmería? Están al borde de la ilegalidad porque no pueden cumplir tareas de seguridad interior [leyes de defensa y de seguridad interior]

-No está al borde de la ilegalidad, está dentro de la ley. Lo que hacen los efectivos del Ejército, es lo mismo que se hace en el aire. Estamos patrullando la frontera norte, cuando ven una situación irregular informan inmediatamente a la fuerza de seguridad correspondiente. Tienen la directiva de observar, informar y retirarse como para no tener ningún tipo de contacto con esa situación. El dispositivo que llevamos adelante es que los efectivos del Ejército que están en la frontera norte patrullen por los lugares menos transitados. Si patrullamos esas zonas, inducimos a que el tránsito vaya por otro lado y si va por ese otro lado, se encuentra con la Gendarmería. Funciona como un escudo fuertemente disuasivo.

- ¿Van a intensificar estos operativos de colaboración entre el Ejército y las fuerzas de seguridad?

- Tenemos el Fortín II, que es una resolución, y el Escudo Norte, que es el operativo general. Ambos finalizan el 31 de diciembre de este año y es decisión de la Presidenta prorrogar o no.

- Usted rechaza la ley de derribo, pero Scioli, en el oficialismo, y dirigentes de la oposición piden debatir un proyecto. ¿Está descartado?

"El nombre de ley de derribo es un nombre eufemístico porque evita hablar de lo que es en realidad: pena de muerte sin juicio previo"

- El nombre de ley de derribo es un nombre eufemístico porque evita hablar de lo que es en realidad: pena de muerte sin juicio previo. Abre una puerta que no quiero que se abra en la Argentina, que es legalizar el uso de la fuerza del Estado sin que existan ninguna de las garantías que prevé el Código Penal. Por otro lado, si uno ve que alguno de los países hermanos que tienen ley de derribo ha mejorado su performance en la lucha contra el delito narco, bueno, quizás usted tendría otro elemento para debatir, pero no es así.

- En el presupuesto 2014 se destina una gran cantidad de dinero para el rearme, ¿por qué decidieron hacerlo ahora y no en años anteriores?

- En general, los distintos planes de equipamiento para las fuerzas armadas estaban colocados en todos los planes plurianuales. Ahora se le puso a alguno de esos un monto de crédito mayor del que tenía en años anteriores. Estamos contentos de que se haya tomado esa decisión. El equipamiento logístico de la fuerza es un motivo de preocupación y de ocupación.

- Poco tiempo después de que asumió, usted tuvo que enfrentar las acusaciones contra Milani y el debate del pliego se postergó hasta fin de año. ¿Le van a ratificar el apoyo, pese a las denuncias que enfrenta por su supuesta vinculación con la dictadura y por presunto enriquecimiento ilícito?

- La decisión que tomó la Presidenta fue suspender el tratamiento en ese momento porque el debate estaba fuertemente cruzado por posiciones políticas ligadas al proceso electoral en curso. Dijimos que se iba a tratar a fin de año cuando enviemos el resto del pliego de los ascensos. Esperamos que se trate en ese momento.

-¿Se va a tratar antes de fin de año?

-Sí, sí…

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.