LA TRASTIENDA. Ahuad renunció al cargo, pero no al sueldo