Al final, no se usó el bastón de mando de Juan Carlos Pallarols