Al final, Ruckauf le pidió a Aldo Rico que se fuera

Lo reemplazará por Jorge Casanovas, el actual ministro de Justicia bonaerense; allegados a Rico insisten en que hoy irá a su oficina "como todos los días"
Luis Moreiro
(0)
27 de marzo de 2000  

El gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf, decidió poner fin al escándalo que protagonizó la semana última su ministro de Seguridad, Aldo Rico, y le pidió la renuncia. Inmediatamente, llamó a su ministro de Justicia, Jorge Casanovas, quien se encontraba en Brasil presenciando la carrera de Fórmula Uno, y le adelantó que será el reemplazante del ex carapintada.

Ruckauf monitoreó por teléfono, desde Estados Unidos, la crisis que siguió a la falsa denuncia de Rico contra el presidente Fernando de la Rúa. El ministro saliente había acusado a De la Rúa de tener como custodio a Carlos "El Indio" Castillo, un ex integrante del riquismo, ahora preso en la Alcaldía de Tribunales de Paraná por delitos comunes.

Rico se mantiene en silencio desde que pidió disculpas por escrito al Presidente. Sus voceros negaron ayer la información sobre su renuncia y afirmaron que su jefe irá hoy a trabajar "como todos los días".

Casanovas recibió anteanoche el llamado del gobernador Ruckauf en San Pablo, poco antes de regresar al país y, ante una consulta de La Nación . dijo: "A mí, nadie me ofreció nada". Pero tres fuentes confiables del gobierno bonaerense dieron por descontado su nombramiento al frente del Ministerio de Seguridad.

El cargo de Rico le fue ofrecido también en las últimas horas al ex comisario Luis Patti, actual intendente de Escobar, quien lo rechazó.

Ruckauf ya decidió adelantar su regreso a Buenos Aires. Tenía pensado volver el sábado próximo, pero lo hará el miércoles.

Ruckauf pidió la renuncia a Rico

Ofreció el Ministerio de Seguridad al titular de la cartera de Justicia, Jorge Casanovas; otros candidatos del gobernador

LA PLATA.- Carlos Ruckauf, gobernador de la provincia de Buenos Aires, pidió a su ministro de Seguridad, Aldo Rico, que presente su renuncia de inmediato y que deje libre el camino para que Jorge Casanovas, actual titular de la cartera de Justicia, sea su sucesor.

La decisión fue tomada anteanoche, luego de que Ruckauf fue informado de que el presidente Fernando de la Rúa no estaba conforme con las disculpas presentadas por Rico.

Ruckauf le había ordenado a su ministro disculparse públicamente a raíz del grosero error de confundir a un custodio presidencial con el detenido Carlos "El Indio" Castillo.

Desde que el gobernador partió rumbo a los Estados Unidos, Rico sumó un traspié tras otro. Primero entregó una foto a la prensa con la que intentó colocar al presidente De la Rúa junto con el carapintada Castillo. Luego fue obligado a disculparse públicamente con el Presidente, pero lo hizo por medio de una carta; acto seguido, se negó a dar a conocer el texto, que sólo trascendió tras una expresa orden de la gobernación en ese sentido.

Simultáneamente con ese escándalo, desde la ciudad de Azul, Rico la emprendió contra los jueces, a quienes acusó de preferir "irse los fines de semana a un country en lugar de quedarse a trabajar".

Como si fuera poco, en las últimas horas Castillo reveló la supuesta entrega de dinero que el Modín habría recibido de manos de allegados a Eduardo Duhalde para votar la reforma de la Constitución provincial, que se habría destinado a financiar la proyección nacional del partido.

Ruckauf consideró que el vaso ya había rebasado y pidió la renuncia de su ministro. No quiso relevarlo desde el exterior y consideró que la salida más elegante era esperar ese "gesto" de su secretario más polémico.

Anteanoche mismo llamó a Casanovas, que estaba en San Pablo dispuesto a presenciar la carrera de Fórmula Uno, y le comunicó que tenía que dejar la cartera de Justicia para hacerse cargo de la de Seguridad. En el cargo de Casanovas, Ruckauf pretende nombrar al juez federal de la Capital Adolfo Bagnasco.

Aunque ya hubo sondeos para ofrecerle el cargo, voceros del gobernador dijeron a La Nación que se puede esperar una semana para designar nuevo ministro. "Durante siete días el despacho de Justicia puede quedar a cargo del segundo de Casanovas (en este caso, Carlos Martínez); lo que no podemos hacer es dejar vacante por una semana el Ministerio de Seguridad", se explicó anoche a La Nación .

Mientras tanto, Rico no había dado hasta anoche indicio de aceptar la invitación a presentar su dimisión. "El ministro va a estar mañana (por hoy) en su despacho, como todos los días", afirmó ayer su jefe de prensa.

Se supo que Rico permaneció durante todo el fin de semana en su casa de San Miguel.

Bastaba una buena disculpa

Desde Nueva Orleáns, donde participó de la reunión anual de gobernadores del BID, Ruckauf dijo ayer, en diálogo con La Nación : "Rico está arruinando una buena tarea en la lucha contra el delito con actitudes personales que hacen distraer a la opinión pública del objetivo central".

En un principio, para Ruckauf bastaba una buena disculpa ante De la Rúa, pero el enojo presidencial lo obligó a cambiar su estrategia y a dudar sobre la permanencia de Rico.

"Estoy evaluando la situación, porque tenemos una actividad policial adecuada y declaraciones absolutamente equivocadas", evaluó. En ese sentido, recordó: "El mismo día en que Rico anuncia que se resolvió el caso de la mujer descuartizada y que se destruyó una banda de narcotraficantes, tira la fotografía que luego lo obligó a pedir disculpas".

-¿Lo conformó la disculpa de Rico ante el Presidente?

-No, para nada. De todos modos, no resolveré las cosas apurado. Llegaré a Buenos Aires y luego me tomaré unos días para ver qué hago", concluyó.

La realidad, sin embargo, indicaba que todas las cartas ya estaban jugadas y que Rico no tenía otra alternativa que regresar a la intendencia de San Miguel, cargo para el que había pedido licencia tras haber sido reelegido el 24 de octubre último.

Ayer por la tarde, Casanovas comentaba las alternativas de la carrera de Fórmula Uno. Parecía por demás distante de la crisis ministerial desatada por Rico y se negaba a confirmar públicamente el pedido que le había hecho el gobernador desde los EE. UU. "Nadie me ofreció nada ni nadie me dijo nada", dijo a La Nación .

- ¿No habló del tema Rico con el gobernador?

-Tangencialmente. Ruckauf sólo quiso conocer mi parecer sobre las declaraciones acerca de los jueces...

-¿Aceptará el cargo?

-Nunca juego a crédito. Si no tengo el dinero en el bolsillo, no apuesto.

En La Plata, sin embargo, se reconoció que el pase de Casanovas a Seguridad era "algo más que un pedido" del gobernador y que sólo faltaba ponerle fecha al día de su asunción.

En la comentada conversación telefónica entre Ruckauf y Casanovas, éste habría intentado poner algún reparo. "No soy un especialista en temas de seguridad", habría dicho, palabras más, palabras menos, el ex titular de la Cámara de Casación Penal de la Nación a Ruckauf.

Regreso desde EE. UU.

El gobernador habría relativizado las dudas planteadas por su ministro de Justicia. Es que, previamente, el mandatario bonaerense habría recibido un no de parte del intendente de Escobar, Luis Patti, a quien, según éste reveló ante un centenar de dirigentes, había sondeado para ofrecerle el Ministerio de Seguridad.

Más allá de la tensión política provocada por este caso, Ruckauf expresó su optimismo por el resultado obtenido hasta ahora en su primera gira oficial por EE.UU. como gobernador. "Había profundas dudas entre los inversores sobre qué íbamos a hacer los gobernadores peronistas con un gobierno radical, pero les aclaramos que hay un sólo objetivo externo. Esto los tranquilizó y se reflejará en una baja de la tasa de riesgo país y un aumento de las inversiones", dijo Ruckauf a La Nación .

En particular, el mandatario justicialista destacó como "muy satisfactorias" las reuniones que mantuvo con la comunidad judía en EE. UU.

Al igual que lo hizo en los días previos con otros bancos internacionales, Ruckauf intentó convencer ayer al Citibank para que apoye el proyecto de prestarle dinero al Banco Provincia para subsidiar las tasas de interés que deben pagar las Pyme. En ese sentido, consideró que habrá respuestas positivas "en el segundo semestre del año".

Ruckauf permanecería en los EE. UU. hasta pasado mañana, ya que habría decidido anticipar su regreso, precisamente, por el traspié que significa el escándalo con Rico.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?