Coronavirus en la Argentina. En algunos municipios del Conurbano, la ocupación de camas de terapia intensiva llega a niveles críticos

Hay intendentes que se resisten a aceptar pacientes trasladados de otros municipios de la provincia de Buenos Aires
Hay intendentes que se resisten a aceptar pacientes trasladados de otros municipios de la provincia de Buenos Aires Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
Darío Palavecino
María José Lucesole
(0)
24 de junio de 2020  • 00:00

LA PLATA y MAR DEL PLATA.- La saturación de unidades de terapia intensiva (UTI) en el Gran Buenos Aires comenzó a llegar a niveles críticos: el índice actual, en torno al 65% promedio en el área metropolitana, tiene picos de hasta el 73% en algunos municipios bonaerenses.

Mientras el avance de la pandemia en los 40 distritos del Gran Buenos Aires fue calificado por autoridades sanitarias nacionales como "brutal", algunos intendentes del interior anticipan su negativa a recibir pacientes con Covid-19, aun cuando se trate de los enfermos más leves.

El problema principal radica en cómo descomprimir la demanda en el Gran Buenos Aires. El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, informó que en el área metropolitana hay un índice de ocupación de UTI de casi el 65 por ciento. "Hay establecimientos que están en 80% y otros en torno al 40%", dijo. Y advirtió: "No hay un tema crítico hoy, pero en unas semanas podemos tener un problema". Y reconoció: "El incremento fue tan brutal las últimas semanas que nos hizo asustar".

En los distritos del sur del área metropolitana, la ocupación en unidades de terapia intensiva ya es alarmante. Es complicado en Florencio Varela, donde las plazas ocupadas rondan el 73%, Berazategui tiene 69% cubierto; Morón, 66%, e Ituzaingó, 65 por ciento.

Otro conglomerado que alarma es el que conforman La Matanza, Merlo, Moreno, Lanús, San Martín y Almirante Brown, con menos de 40% disponible en áreas de alta complejidad. En toda la provincia el índice general de ocupación de UTI es del 51,8%.Pero 70 de los 135 distritos de la provincia están libres por completo de Covid- 19. Se trata de una infraestructura de salud ociosa que el gobierno provincial mira como opción ante la emergencia.

Aparecen entonces intendentes que, celosos de sus escasos recursos, no aceptarían recibir enfermos. Ni siquiera pacientes leves, destinados a instalaciones dispuestas como hospitales de campaña.

Camas extrahospitalarias

La propuesta formal llegó el 5 de junio, cuando el Ministerio de Salud propuso a los intendentes firmar convenios de adhesión al Fondo de Asistencia Municipal para la Atención no Hospitalaria de Pacientes con Covid-19. Según pudo confirmar LA NACIÓN, el texto dispone una suma fija diaria por cama ocupada -serían $2000- en los espacios de atención extrahospitalaria que se anexaron para responder ante una situación crítica.

El intendente de Tandil, Miguel Lunghi, fue uno de los primeros en expresar su rechazo a la posibilidad de adherir a la propuesta. "La provincia ya aclaró que el convenio remitido a los municipios no es obligatorio y nosotros no vamos a firmarlo", dijo, en un comunicado oficial.

El acuerdo los compromete a recibir pacientes derivados "correspondan o no" a residentes de su distrito. Y dice que deberán afrontar exclusiva responsabilidad por la evolución de ese enfermo y eventuales reclamos y demandas. "Si alguno tuviera un agravamiento, el municipio tiene que hacerse cargo de atenderlos e internarlos en habitaciones del hospital o en terapia intensiva", advirtió Lunghi, disconforme.

En Mar del Plata también reconocen que hubo una "comunicación extraoficial" desde La Plata para anticipar la puesta en práctica de este convenio con pacientes asintomáticos. "No vamos a permitir que ingresen personas de otros lugares y traigan el virus a nuestra ciudad", anticipó el coordinador del gabinete municipal, Alejandro Rabinovich.

Fuentes del gobierno provincial aclararon a LA NACION que el objetivo de estos acuerdos es dar soluciones en cercanía. "Si se llenan las camas extrahospitalarias de Azul, que puedan ir a las de Olavarría o Tapalqué; no que Olavarría reciba gente de José C. Paz", precisó sobre lo que entienden "no tendría sentido el tiempo ni el costo del traslado".

Sí admiten que por la grave situación del conurbano algún distrito tenga complicaciones de capacidad. Y en ese caso se acudiría a otro vecino. Pero insistió en que "sería rarísimo" un traslado al interior.

Más convencido se mostró Miguel Fernández, intendente de Trenque Lauquen. "Cada uno decidirá qué hacer,", aseguró a LA NACIÓN. Su colega de Coronel Suárez, Ricardo Moccero, opinó que "si es una cuestión humanitaria debemos contenerlos" porque los que llegarán desde otros hospitales "son pacientes recuperados".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.