Alberto Fernández busca el enemigo afuera, pero lo tiene adentro

Luis Majul
Luis Majul LA NACION

Luis Majul: Alberto Fernández busca el enemigo afuera, pero lo tiene adentro

11:05
Video
(0)
11 de mayo de 2020  • 21:39

  • A veces parece que Alberto Fernández necesita el enemigo perfecto para sentirse cómodo y justificar su tarea. Como no se puede pelear con Cristina Kirchner, porque el conflicto le explotaría en la cara, busca desesperadamente uno. Uno ideal. Aunque ese enemigo sea un fantasma.
  • Por momentos somos los periodistas, en ocasiones elige a los empresarios. Depende del caso, también sacude y enfrenta a dirigentes de la oposición.
  • ¿No te parece raro que no se haya filtrado ni una palabra sobre las tres horas que hablaron Alberto Fernández y Cristina en la quinta de Olivos el jueves de la semana pasada? Una reunión ininterrumpida, entre un presidente como Alberto y una vicepresidente como Cristina podría tener dos resultados inequívocos: o culminó en un festival de felicitaciones mutuas o con pase de facturas interminables. ¿Cómo creés que habrá terminado? Yo no lo sé, aunque me lo imagino.
  • El viernes a la noche, al anunciar la nueva fase de la cuarentena, Alberto Fernandez, para embestir contra Prat Gay, terminó peleándose con el gobierno de Suecia. Además, denunció que hay gente que le quiere doblar el brazo. Lo mejor, lo más honesto, habría sido mencionar a esa gente con nombre y apellido. Y, si está cometiendo algún delito, denunciarlo. Sino es solo un poco de humo, fulbito para la tribuna y nada más.
  • Alberto habló de presión. ¿Pero qué presión podría no soportar un presidente con la casi suma del poder público, con mayoría en el Senado y en Diputados, con un paquete de emergencia que manejaba antes del Covid -19 y otro paquete de más de 20 decretos de necesidad y urgencia para tratar la pandemia? ¿Qué presión podría doblarle el brazo a un jefe de estado con una imagen positiva de más de 60%?
  • El Presidente busca el enemigo afuera, pero lo tiene adentro. Bien adentro de la administración. La semana pasada se notó clarito, porque el plan para mandar a los presos a su casa tuvo la impronta ideológica de Cristina Kirchner y de Raúl Zaffaroni y la responsabilidad ejecutiva compartida del secretario de Justicia Juan Martín Mena y el de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla.
  • Con el tema de los presos, cuando las papas quemaban demasiado, Alberto Fernández y Axel Kicillof se lavaron las manos tarde y mal.
  • Una encuesta, con el 82 por ciento de los argentinos en contra de los traslados masivos a prisión domiciliaria, los hizo volver atrás.
  • Fueron los cacelorazos, pero también fueron organizaciones como la usina de Justicia, y el procurador general de la provincia, Julio Conte-Grand, los que, con la fuerza del reclamo y sus resoluciones, obligaron a revisar la delirante decisión del camarista de Casación Víctor Violini de mandar a su casa a más de 700 detenidos, muchos de ellos, por delitos graves, como abuso y homicidio, con una sola firma.
  • Ahora la Corte revocó su inexplicable decisión y en las últimas horas se conoció el texto del pedido de juicio político contra Violini que presentó la usina de Justicia. Es impecable, y a la vez, demuestra la barbaridad de la resolución de Violini. Lo acusan de:

• Violar la ley de víctimas. Esto implica que los jueces, antes de liberar al detenido deben informar a las víctimas. Parece que no sucedió en ningún caso.

• Saltar por encima de varias instancias judiciales, es decir, por encima de jueces y fiscales, sin el más mínimo respeto por las normal procesales.

• Delegar en el gobierno de Kicillof la responsabilidad de liberar a los detenidos.

• Liberar a una cantidad enorme de presos sin chequeos mínimos previos.

• Inventar una categoría punitiva con el objetivo de transformar en delitos leves delitos que son muy graves, como el abuso y la violación.

  • Si la Justicia en la provincia funcionara mínimamente bien, Violini debería ser condenado en el juicio político e inmediatamente destituido.
  • Violini no nació de un repollo: defendió a Hugo y Pablo Moyano, los declaró perseguidos, sin siquiera leer las causas en las que están involucrados. Tuvo el honor en ser retuiteado por Cristina Kirchner al escribir: "No queremos que la Justicia bonaerense se convierta en Comodoro Py".
  • Los exámenes de Violini para transformarse en juez están entre los peores de la historia reciente. Quiso ser candidato a intendente de La Plata, pero no le dio la nafta. Usina de Justicia, en el pedido de juicio, escribió que la resolución de Violini era inédita y escandalosa.
  • Cuando decimos que el Presidente busca enemigos afuera, pero los tiene en casa, también hablamos de mala gestión y de corrupción y sobreprecios. Hay una información de último momento que apareció en LA NACION y que firman Maia Jastreblansky y Bianca Pallaro, del equipo de LA NACION DATA. La información sostiene que el Gobierno adjudicó insumos para la salud y alimentos por encima de los precios testigos que figuran en SIGEN. Hay variaciones que van desde el 0.1% hasta casi el 30%.
  • En las últimas horas, el fiscal Sergio Rodríguez amplió la denuncia que en su momento había presentado Silvina Martínez y confirmó que una partida de harina se compró con un sobreprecio inexplicable y que se debe investigar.
  • Como si esto fuera poco, a casi 10 días del reemplazo de Alejandro Vanoli por Alejandra Raverta, en la Anses, el pago de cientos de miles de beneficiarios que deberían estar cobrando el ingreso familiar de emergencia (IFE) sigue bloqueado y las respuestas para rechazar los pedidos continúan siendo desopilantes.
  • Ahora parece que en la Anses habrían descubierto el problema, pero sería tal papelón reconocerlo que jamás lo terminarían de admitir de manera pública.
  • El problema se encontraría en la mezcla de la fórmula de los rechazos a los pedidos. El algoritmo de la mezcla no funcionaría. Estaría desconfigurado.
  • Para un gobierno que se la pasó acusando a los funcionarios de la administración anterior de inservibles y malintencionados, lo que le viene sucediendo con estos asuntos debería ser parte de su máxima preocupación.
  • La búsqueda de un enemigo ideal siempre ha sido parte de la política clásica del peronismo. Sin embargo, en el medio de la pandemia no parece que vaya a andar. Al contrario: al Presidente le puede jugar en contra.

Por: Luis Majul

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.