Alberto Fernández: "Este no será un gabinete de transición"

El futuro ministro coordinador explicó a LA NACION cómo funcionará el gobierno
(0)
21 de mayo de 2003  

RIO GALLEGOS (De un enviado especial).- Fue el encargado de comunicar la decisión de Néstor Kirchner a cada uno de los elegidos como ministros del nuevo gobierno. Por esa razón, Alberto Fernández tuvo el privilegio de ser el primero en enterarse que formaría parte del gabinete.

"Vos vas a ser el jefe de Gabinete", le dijo Kirchner. Así, Fernández pasará a ocupar desde el próximo domingo uno de los puestos decisivos del futuro gobierno.

En diálogo con LA NACION, explicó cuál será su función y la razón por la cual su jefe eligió algunos hombres para integrar el gabinete.

-¿Tendrá en el gobierno de Kirchner el mismo papel preponderante que tuvo en la campaña presidencial?

-No creo que haya papeles preponderantes. Creo que todos son importantes y deben ser asumidos con responsabilidad. La Jefatura de Gabinete tiene una tarea de coordinar el trabajo de los ministros y de ayudar a la tarea del presidente. Lo único que puedo garantizar es que vamos a poner todo el esfuerzo, toda la vocación, toda la voluntad para que sea una gestión eficiente y transparente.

-¿Cómo va a ser su relación con el Congreso?, ¿ya tiene asignada alguna misión en ese sentido?

-Aspiro a tener la mejor relación con el Parlamento y estoy seguro de que la vamos a tener.

-¿Usted deberá poner en práctica la idea de Kirchner de terminar con la política de "toma y daca"?

-Obviamente. No llegamos hasta acá para hacer más de lo mismo. Y Evidentemente una de las cosas que tenemos que hacer es dotar de transparencia a la gestión y, entre ellas, está esto y no defraudar las expectativas de la gente.

-¿Es un gabinete de transición?

-No creo. Es un gabinete donde todos estamos para hacer las cosas bien el tiempo que haga falta, pero no para estar 8 meses preparándole el terreno a otro.

-¿Cómo se lee la continuidad de cuatro ministros duhaldistas?

-Nosotros no medimos a la gente por su condición, sino por su capacidad. Nosotros queremos que las políticas que llevan adelante el ministro de Economía (Roberto Lavagna) y Ginés González García (Salud) sigan adelante, en todo caso con la impronta natural que debe ponerle Kirchner. En los otros casos, confiamos que tanto Aníbal Fernández como José Pampuro sean capaces de hacer las cosas tan bien como hasta ahora.

-¿La nueva cartera de obras públicas será un pilar del gobierno?

-Este ministerio refleja la vocación de crear un plan integrador de la Argentina. El ministerio se llama de Planificación Federal y la idea es ver cómo se planifica un país que está desintegrado, donde el centro del país vive alejado de su periferia.

-¿La designación de la hermana del futuro presidente en el área social es una señal de la importancia que se le dará al tema?

-Obviamente que mientras la Argentina no recupere el trabajo para todos los argentinos tenemos que mantener los planes sociales y dotarlos de una total transparencia. Alicia Kirchner está allí porque ha demostrado tener capacidad técnica y valores profesionales y académicos.

-¿Pero ahora se enfrentan a un país con otros índices sociales?

-Supongo que semejantes a los que encontró cuando Néstor se hizo cargo de la gobernación con 1500 millones de dólares de déficit.

-¿Oficiará, como Alfredo Atanasof, de vocero presidencial?

-Creo que no. Me imagino que ahora que terminó la campaña es hora de hablar menos y de dedicarse a trabajar y de informar lo que haga falta.

-¿Sergio Acevedo en la SIDE cumplirá una misión similar a la que tuvo en la Comisión de Juicio Político en el fallido juicio a la Corte Suprema?

-Llega como una señal clara de poner al frente de la SIDE a un hombre de profundas convicciones democráticas que va a generar o construir un sistema de inteligencia nacional en favor del Estado de Derecho; y para dar garantía de transparencia en un organismo que ha sido cuestionado por su falta de transparencia.

-¿Pero es candidato a gobernador y manejará un organismo que maneja fondos reservados?

-La gestión de Sergio Acevedo no tiene nada que ver con su candidatura a gobernador y, además, me parece que el tiempo que tiene es suficiente para ordenar lo que tiene que ordenar.

-¿Qué esperan de Elisa Carrió y de Ricardo López Murphy?

-Colaboración, grandeza, acompañamiento.

-¿Y del menemismo?

-Colaboración y grandeza.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.