Alberto prepara una foto con 16 gobernadores para antes del cierre

El candidato del Frente de Todos se reunió con jefes provinciales peronistas a principios de julio
El candidato del Frente de Todos se reunió con jefes provinciales peronistas a principios de julio Crédito: Prensa Frente de Todos
Lucrecia Bullrich
(0)
6 de agosto de 2019  • 15:43

Fue una de las primeras postales. Y será una de las últimas. Decidido a reforzar el mensaje de que los gobernadores del PJ serán sus "principales aliados" si es el próximo presidente, Alberto Fernández prepara una nueva foto, esta vez, con 16 jefes provinciales, la mayoría de ellos, peronistas.

El grupo incluye a 12 gobernadores en ejercicio y a otros cuatro electos, que asumirán al frente de sus provincias el 10 de diciembre. También están invitados los candidatos del Frente de Todos que buscan destronar a Juntos por el Cambio en tres distritos clave: Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires, Anabel Fernández Sagasti en Mendoza y Matías Lammens en la ciudad de Buenos Aires.

La cita será mañana a la tarde en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, horas antes del cierre de campaña que Fernández compartirá con Cristina Kichner en el monumento a la Bandera.

Según confirmaron en el comando de campaña de Fernández, están confirmados los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Gildo Insfrán (Formosa), Juan Manzur (Tucumán y Lucía Corpacci (Catamarca). También participarán de la cumbre el puntano Alberto Rodríguez Saá, el chubutense Mariano Arcioni, cercano a Sergio Massa, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora y su par de La Pampa, Carlos Verna.

La lista se completa con el gobernador de Chaco, Domingo Peppo y su vice, Daniel Capitanich. La invitación al vicegobernador se da en medio dela interna feroz que enfrenta al gobernador con su antecesor, Jorge "Coqui" Capitanich, hermano de Daniel, que aspira a arrebatarle el poder a Peppo en las elecciones provinciales del 13 de octubre. Antes, el domingo que viene, Peppo y el actual intendente de Resistencia se enfrentarán en las PASO por la candidatura a senador nacional. Será apenas la previa de la batalla que realmente les importa y que definirá quién manejará la provincia en los próximos cuatro años.

Alicia Kirchner faltará con aviso: el convite de Alberto Fernández coincide con el cierre de campaña en Santa Cruz. La gobernadora buscará su reelección el próximo domingo. Enfrentará al peronista Javier Belloni, actual intendente de El Calafate, y a Eduardo Costa, el candidato radical de Juntos por el Cambio.

Los gobernadores electos que estarán en Rosario son el santafesino Omar Perotti, el fueguino Gustavo Melella y el sucesor de Verna en La Pampa, Sergio Ziliotto.

A último momento, Fernández sumó la presencia de los misioneros, que habían faltado a la primera reunión del candidato con gobernadores, a principios de julio. A ese encuentro, el gobernador Hugo Passalacqua había enviado al diputado Jorge Franco. Esta vez, Passalacqua, llegará a Rosario acompañado por su sucesor, Oscar Herrera Ahuad, aseguraron a LA NACION desde las oficinas de Fernández en San Telmo. El misionero es uno de los gobernadores que optó por la boleta corta, sin tramo de candidatos a presidente y vice.

Ausentes

Las ausencias son obvias. No estará el cordobés Juan Schiaretti , que decidió no apoyar a ningún candidato presidencial y que también jugará con boleta corta en su provincia, ni el salteño Juan Manuel Urtubey, que es candidato a vicepresidente de Consenso Federal en la fórmula que encabeza Roberto Lavagna.

Todos los invitados firmarán un documento que condensa los compromisos que cada gobernador le hizo llegar a Fernández en los últimos días, -todos vinculados al desarrollo productivo, económico y social en sus provincias-, y los que, por su parte, Fernández y se compromete a llevar adelante desde el gobierno nacional si gana las elecciones.

La alianza con los gobernadores es uno de los pilares del esquema de apoyos que Fernández imagina para un eventual gobierno. El mismo rol les asigna a los gremios, cuyo apoyo fue hasta ahora fue tibio. Son dos actores con los que el candidato del Frente de Todos busca además diferenciarse de Cristina Kirchner y la lógica con la que gobernó, sobre todo en su último mandato: en una relación tensa con la mayoría de los gobernadores y lejos de parte del mundo gremial.

Por eso, después de la foto, Alberto invitará a los gobernadores a participar del cierre de campaña en el Monumento a la Bandera. Será una segunda foto, con otros protagonistas, pero otra muestra del lugar que el candidato promete reservarles si es el próximo inquilino de Balcarce 50.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.