Alfajores y bebidas, también con bonos

Los comercios no quieren perder clientes
Los comercios no quieren perder clientes
(0)
28 de agosto de 2001  

LA PLATA.- En la caja registradora de la farmacia un fajó de billetes con una suma equivalente a 150 pesos deja al descubierto su nueva fisonomía: bonos rosados, con la imagen de Dardo Rocha.

Gustavo Benedetto, dueño de una farmacia ubicada en Berazategui, es uno de los comerciantes que desde el jueves último optó por tomar los papeles emitidos por el gobierno de esta provincia.

El hombre asumió el riesgo de tomar los billetes, aún sin poder entregarlos como parte de pago en las droguerías que lo proveen, moldeado por la necesidad de sus clientes. Y se llevó una sorpresa: "La facturación en Patacón fue menor a la que imaginábamos", relató.

Es que esa farmacia, como otras del conurbano sur que ya aceptan Patacón, recibe sólo el 50 por ciento de cada compra, pagada al contado, con bonos. Y no acepta bonos para los medicamentos con descuentos de Obra Social. Pese a que existe una disposición en sentido contrario.

Benedetto, que es titular de la Cámara del sector en la zona sur del conurbano informó a LA NACION que la adhesión al instrumento de pago fue desigual, y a criterio de cada comerciante.

En el otro extremo del conurbano provincial, el subgerente de la Cámara de Farmacias Zona Oeste, Carlos Lerner, expresó: "La situación es tan angustiante para las farmacias; queremos forzar la aceptación de patacones para no perder clientes".

No obstante, Lerner sujeto la decisión de recibir bonos a que con ellos se pueda pagar, luego, a las droguerías y a los proveedores.

En la Cámara comercial de Quilmes, Luis Quiñones fue claro: "El que no toma patacones ve reducidas sus ventas", expresó.

"Queremos que el Patacón sea de libre circulación entre tenedores secundarios (esto es, que no lo reciben como parte de su sueldo). Es la única manera de lograr la reactivación económica", aseguró.

En Ezeiza, Jorge Bucafusca, titular de la Cámara de Comercio e Industria local, expresó: "Los comerciantes los toman, pero no quieren dar vuelto en pesos. El que trae los bonos tiene que dejar un valor a cuenta o gastar todo si no trae cambio".

Paridad uno a uno

En Lomas de Zamora, Fabián Tarrío, presidente de la Cámara de Comercio e Industria, reveló: "El 50% del comercio los capta. En todos lados la paridad es uno a uno".

En cambio, señaló que las 350 industrias ubicadas en ese área del conurbano todavía no asumieron un criterio uniforme sobre si tomarán o no los bonos como parte de pago.

Desde la Cámara comercial de Zárate, José Coló informó que las grandes cadenas de supermercados reciben bonos por el 30% del valor de cada compra. Y los comercios locales de alimentos los toman por el ciento por ciento del valor.

Además explicó que en esa localidad del interior provincial la cooperativa eléctrica los recibe "sin problemas" para pagar el total de cada factura.

En Mercedes, Jorge Villareal, presidente de la Cámara Económica local, informó que el bono Patacón impactó en esta comunidad donde el 40 por ciento de la actividad está ligada a la administración pública.

"Todavía falta dinamismo entre los sectores prestadores de servicios. Pero el comercio los toma. Para nuestra economía sería fatal que este instrumento de pago no funcione".

En La Plata, más de 200 comercios minoristas toman los bonos. También se reciben en farmacias. Y estaciones de servicios aisladas.

La Municipalidad local anticipó que servirán para pagar tasas, adquirir entradas a los espectáculos que brinda el Coliseo Podesta, o para comprar una entrada para el Jardín Zoológico.

En esta ciudad los bonos Patacón ya circulan como moneda corriente, en forma indistinta: el último sábado, en un club de rugby local, el encargado de un buffet expendedor tomaba bonos y devolvía pesos, o viceversa. A gusto del cliente, claro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.