Alfonsín renunciaría a su banca parlamentaria

El ex presidente tomaría esta determinación en consecuencia de las disputas internas que surgieron en su bloque tras la sanción de la ley de subversión económica
(0)
24 de junio de 2002  • 21:56

El senador radical Raúl Alfonsín tiene previsto renunciar a su banca parlamentaria, como consecuencia de las disputas internas que surgieron en su bloque tras la sanción de la ley de subversión económica.

Según relataron hoy dos altas fuentes parlamentarias, Alfonsín transmitió su decisión a un grupo de amigos muy reducido la semana pasada y tendría resuelto difundirla en forma pública "en los próximos días", probablemente durante una sesión legislativa.

El comentario del ex presidente circuló desde entonces en forma muy reservada en la cúpula de los bloques de senadores y de diputados de la UCR.

En el entorno de Alfonsín dijeron no tener información al respecto pero recordaron que "él ya había dicho que se iría a más tardar cuando termine la gestión del presidente (Eduardo) Duhalde".

De acuerdo con las explicaciones ofrecidas por Alfonsín en el encuentro con sus amigos, el motivo principal de su dimisión es "la tensión que provocan sus posiciones dentro de la bancada, especialmente a partir de la derogación de la ley de subversión económica".

Cuando el bloque opositor estaba analizando qué postura adoptar respecto de esa ley considerada vital por el gobierno de Duhalde, Alfonsín fue uno de los principales impulsores del acompañamiento al oficialismo.

Inclusive cuando un sector del bloque pugnaba por imponer su posición de no facilitar el tratamiento de la norma sobre tablas, Alfonsín anticipó que él estaba dispuesto a "bajar solo al recinto" si hiciera falta.

La ley se votó gracias a que el radicalismo facilitó los dos tercios y a que la senadora Amanda Isidori se retiró del recinto para permitir que el presidente provisional del Senado, Juan Carlos Maqueda, desempatara en favor del PJ.

La polémica actitud del radicalismo motivó duros cuestionamientos internos en la bancada, especialmente dirigidos hacia Alfonsín y hacia el jefe del bloque, Carlos Maestro, y desembocó en la fractura de la representación radical.

El porteño Rodolfo Terragno y el pampeano Juan Carlos Passo se fueron de la bancada para formar un minibloque llamado "Radicalismo Independiente", y los jujeños Gerardo Morales y Mónica Arancio hicieron lo mismo bajo el nombre "Frente Cívico de Jujuy".

"Alfonsín no está dispuesto a tolerar que lo signen como el responsable de la división interna del bloque, como hicieron algunos", comentó un hombre cercano al ex presidente.

Un diputado radical, que pidió reserva de su nombre, consideró que Alfonsín pretende "hacer un gesto patriótico que eche por tierra las acusaciones de excesivo protagonismo y que sirva para coesionar al radicalismo".

Según esta lectura, la intención del veterano líder radical es ponerse al frente de una recomposición del partido de cara a las próximas elecciones, para las que las encuestas anticipan una floja performance de la UCR.

Además, la figura que más adhesiones genera, aunque también con indicadores bajos, es Terragno, un hombre que pretende una renovación partidaria que no incluya a Alfonsín.

"Sin conocer en detalles su decisión, creo que es porque considera un desgaste constante su permanencia en la banca y prefiere una gestión política más amplia como referente del partido", completó el legislador consultado.

Fuente: DyN

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?