Alfonsín se mostró con toda la cúpula de la UCR

Buscó el respaldo partidario y dijo que no se limitará al voto legislativo
Laura Capriata
(0)
9 de septiembre de 2011  

Hacer visibles sus propuestas de gobierno, diferenciarse de su oponente directo, el socialista Hermes Binner, y, sobre todo, mostrar que toda la UCR lo sigue respaldando a pesar de los modestos resultados que sacó en las primarias de agosto.

Esos fueron los objetivos del acto que ayer encabezó el candidato presidencial de la UCR, Ricardo Alfonsín, en el hotel Savoy.

Seguro de que no puede achicar sus aspiraciones si quiere mantener o aumentar el 12,20% de los votos que obtuvo, Alfonsín renunció ayer a una campaña centrada en conservar las bancas radicales en el Congreso y, por lo menos en su discurso, fue por todo.

"Para realizar la Argentina con la que soñamos, necesitamos llegar al Gobierno. No nos vamos a limitar a defender el equilibrio de poderes en el Congreso", sorprendió, en una estrategia diferente de la que anunció su partido al día siguiente de las primarias. Sobre ese magro resultado, dijo que "la dificultad no es razón para dejar de luchar".

Lo acompañaban el presidente de la UCR, Ernesto Sanz; los jefes de los bloques parlamentarios, el senador Gerardo Morales y el diputado Ricardo Gil Lavedra, y los candidatos cabeza de lista de todo el país.

En los pasillos del hotel se mezclaron alfonsinistas de primera hora con los candidatos del vicepresidente Julio Cobos y de Roberto Iglesias (promotor del corte de boleta) llegados de Mendoza. También estuvieron los diputados Oscar Aguad y Silvana Giudici, que enfrentaron al alfonsinismo por la conducción del bloque.

Para Alfonsín la asistencia casi perfecta fue un aval tácito para seguir adelante con su campaña, y le sirvió para diferenciarse del socialista Hermes Binner, a quien la UCR ve como su principal oponente. "Somos un partido con arraigo en todo el país, no un armado de ocasión para esta coyuntura electoral", le apuntó al frente que lidera Binner.

El resto de su discurso lo dedicó a marcar su distancia del Gobierno y explicar su plataforma electoral. "Si alguien no tuvo propuestas fue el Gobierno, que hizo campaña con el espejo retrovisor y no admitió un sólo error", sostuvo Alfonsín.

El candidato radical enumeró su Plan Crianza (dedicado a asistir a la infancia en riesgo), prometió construir "tres veces más viviendas que este Gobierno", recuperar el crédito hipotecario e implementar un Plan Casa Joven para primera vivienda.

También propuso renovar el ferrocarril, mejorar la educación, recuperar la inversión y diversificar la matriz productiva para "transformar el crecimiento en desarrollo", según el lema de su campaña.

"No estoy diciendo ninguna genialidad, este gobierno lo podría haber hecho, pero la faltó visión estratégica. Igual la última palabra la tienen los ciudadanos", reconoció.

Hacer visibles sus propuestas de gobierno, diferenciarse de su oponente directo, el socialista Hermes Binner, y, sobre todo, mostrar que toda la UCR lo sigue respaldando a pesar de los modestos resultados que sacó en las primarias de agosto.

Esos fueron los objetivos del acto que ayer encabezó el candidato presidencial de la UCR, Ricardo Alfonsín, en el hotel Savoy.

Seguro de que no puede achicar sus aspiraciones si quiere mantener o aumentar el 12,20% de los votos que obtuvo, Alfonsín renunció ayer a una campaña centrada en conservar las bancas radicales en el Congreso y, por lo menos en su discurso, fue por mucho más que esto.

"Para realizar la Argentina con la que soñamos, necesitamos llegar al Gobierno. No nos vamos a limitar a defender el equilibrio de poderes en el Congreso", sorprendió, en una estrategia diferente de la que anunció su partido al día siguiente de las primarias. Sobre ese magro resultado, dijo que "la dificultad no es razón para dejar de luchar".

Lo acompañaban el presidente de la UCR, Ernesto Sanz; los jefes de los bloques parlamentarios, el senador Gerardo Morales y el diputado Ricardo Gil Lavedra, y los candidatos cabeza de lista de todo el país.

En los pasillos del hotel se mezclaron alfonsinistas de primera hora con los candidatos del vicepresidente Julio Cobos y de Roberto Iglesias (promotor del corte de boleta) llegados de Mendoza. También estuvieron los diputados Oscar Aguad y Silvana Giudici, que enfrentaron al alfonsinismo por la conducción del bloque.

Para Alfonsín, la asistencia casi perfecta fue un aval tácito para seguir adelante con su campaña, y le sirvió para diferenciarse del socialista Hermes Binner, a quien la UCR ve como su principal oponente. "Somos un partido con arraigo en todo el país, no un armado de ocasión para esta coyuntura electoral", le apuntó al frente que lidera Binner.

El resto de su discurso lo dedicó a marcar su distancia del Gobierno y explicar su plataforma electoral. "Si alguien no tuvo propuestas fue el Gobierno, que hizo campaña con el espejo retrovisor y no admitió un solo error", sostuvo Alfonsín.

El candidato radical enumeró su plan Crianza (dedicado a asistir a la infancia en riesgo); prometió construir "tres veces más viviendas que este Gobierno"; recuperar el crédito hipotecario e implementar un plan Casa Joven para primera vivienda.

También propuso renovar el ferrocarril, mejorar la educación, recuperar la inversión y diversificar la matriz productiva para "transformar el crecimiento en desarrollo", según el lema de su campaña.

"No estoy diciendo ninguna genialidad; este gobierno lo podría haber hecho, pero le faltó visión estratégica. Igual, la última palabra la tienen los ciudadanos", reconoció.

ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE BALBÍN

Hoy, a las 18.30, en el Comité Nacional de la UCR, se conmemorará el 30º aniversario del fallecimiento de Ricardo Balbín. Entre los oradores del acto estarán el candidato presidencial del radicalismo, Ricardo Alfonsín, y el ex gobernador de Córdoba Eduardo Angeloz, entre otros dirigentes.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.