Suscriptor digital

Alfonsín se sumará a la campaña porteña

Mariano Obarrio
(0)
27 de marzo de 2000  

La necesidad de contener el voto radical en las elecciones de jefe de gobierno porteño, el 7 de mayo próximo, convenció a Raúl Alfonsín a incorporarse de lleno en la campaña en favor de la fórmula de la Alianza que integran Aníbal Ibarra (Frepaso) y Cecilia Felgueras (UCR).

"Alfonsín saldrá a sostener el voto radical", afirmó un hombre de confianza del ex presidente. Ibarra no garantiza el apoyo de algunos sectores de la UCR.

Felgueras visitó la semana última la casa del líder radical y ajustó los detalles del papel de Alfonsín en la campaña.

Cierto nerviosismo comenzó a crecer en la Alianza. La fórmula de Domingo Cavallo y Gustavo Beliz para gobernar la Capital recibió el respaldo de gobernadores del PJ con buena imagen. En la Alianza temen el crecimiento del binomio en las encuestas y estiman que será contraproducente el mal humor social como efecto de los ajustes presupuestario y tributario que aplicó el Gobierno.

Incluso, no se alcanza a medir aún el alcance y el efecto que podría registrar el apoyo del aparato del PJ al servicio de Cavallo.

De la Rúa y Alfonsín son conscientes de que un hipotético fracaso electoral pondría a la Alianza al borde de la fractura. "Si perdemos habrá un terremoto en el Gobierno; no tenga dudas: no hay más Alianza", dijo a La Nación una fuente de trato directo con De la Rúa y Alfonsín.

La primera consecuencia, se especula, podría resultar en un profundo cambio de gabinete. Frente a una derrota, el Frepaso quedaría acotado al máximo en sus espacios de poder.

Alvarez, solitario

En la hipótesis de un revés electoral de Ibarra, el vicepresidente, Carlos Alvarez, quedaría como representante solitario del Frepaso en los primeros planos del poder. Desde la UCR se insinúa que el partido radical avanzaría sobre el Gobierno para reclamar más presencia en los primeros planos del gabinete nacional.

En este contexto inquietante para el oficialismo, Alfonsín resolvió intensificar su "campaña invisible". Se trata de visitas diarias, aunque sin difusión periodística, a los comités partidarios.

Alfonsín se referirá al pasado de Cavallo como ex ministro de Carlos Menem. Además, apelará a la memoria sobre las sucesivas gestiones de Cavallo para señalar que "estatizó la deuda, duplicó el IVA, aumentó los impuestos y generó este nivel de desocupación". Si bien en la UCR dan por hecho que el ex ministro contraatacará con la hiperinflación de 1989, descuentan que el titular de la UCR saldó esa deuda con el electorado y podrá soportar esos ataques por cuanto no es candidato.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?