Algunas chicanas y ningún ganador claro en el debate del progresismo

Terragno, Prat-Gay y Solanas, los candidatos a senador de UNEN en la Capital, debatieron anoche por televisión; dominaron el respeto, los elogios mutuos y las coincidencias
Laura Serra
(0)
25 de julio de 2013  

Unas pocas chicanas, elogios mutuos, abrazos y sonrisas. Un aura de absoluta civilidad dominó el debate televisivo que anoche protagonizaron los precandidatos a senador nacional por el frente UNEN , Rodolfo Terragno (Sumá más), Alfonso Prat-Gay (Juntos) y Fernando "Pino" Solanas (Coalición Sur), quienes el 11 de agosto próximo competirán, en esta capital, en una de las elecciones internas más atractivas antes de las generales octubre.

El debate, que tuvo lugar en los estudios del programa A dos voces , de la señal de cable TN, no arrojó un ganador claro. Los tres, en distintos momentos, exhibieron picos de fortaleza discursiva, aunque no siempre lograron salir airosos cuando los rivales les iban al cruce, siempre en tono respetuoso.

Hubo una secuencia del debate, tal vez la más chispeante, que lo reflejó a las claras. Fue cuando Prat-Gay exhibió su trayectoria al frente del Banco Central; era claro que su objetivo en el debate era mostrarse como un candidato capaz de gobernar, no sólo de legislar.

"Cuando yo asumí como presidente del Banco Central, la inflación era del 40 por ciento; la bajamos al 4% en un año -arrancó el economista-. El kilo de pan valía 2,32 pesos cuando asumí; ahora cuesta 18 pesos. La Argentina atraviesa 10 años de crecimiento y todavía tiene 10 millones de personas bajo la línea de pobreza. La inflación les saca todo."

Terragno no se lo dejó pasar. "Alfonso, si me permitís, te aconsejaría algo: no digas «yo paré la inflación». Nunca eso lo hace una sola persona. Tenemos que tener más espíritu de equipo", lo aleccionó. Y en ese mismo tono, apuntó contra Pino cuando recordó que él apoyó la estatización de YPF y de las AFJP. "Fue una trampa. Ahora nos quejamos de que la plata de los jubilados se utiliza para gastos corrientes. Y de que YPF fue entregada a La Cámpora y, ahora, a Chevron", asestó.

Solanas tomó el guante. "La pseudoestatización de YPF fue una operación muy tramposa. La votaron 82 diputados, entre ellos, la UCR", le respondió. "Nos engañaron y yo reconozco mi error. [Los oficialistas] no quisieron modificar una coma del proyecto de YPF. Me dicen que yo no tengo experiencia de gobierno. Ni Lula, ni el Pepe Mujica, ni la Bachelet, ni Obama... Yo, la verdad, no les envidio a ustedes [Terragno y a Prat-Gay] los gobiernos en los que ustedes estuvieron", sentenció.

La frase desató el aplauso de su equipo; allí estaba su socia electoral, la precandidata a diputada Elisa Carrió, quien entró al estudio de grabación con el aire de suficiencia de quien marcha primera en las encuestas. Se mostró esquiva con sus rivales Martín Lousteau (Sumá Más) y Ricardo Gil Lavedra (Juntos) y, al final, cuando terminó el debate, le lanzó una sugestiva frase a Lousteau. "No abusemos de la chicana. Mirá que yo no voy a ser tan buena como lo fue Pino", le advirtió, en alusión al debate que el trío compartirá la semana próxima. Lousteau la miró atónito.

Ajenos al entredicho, Terragno, Prat-Gay y Solanas buscaron explotar sus puntos fuertes. "La mejor forma de prevenir la corrupción es que los honestos lleguen al poder", enfatizó Prat-Gay, quien insistió en la continuidad del espacio UNEN con vistas a 2015. "Yo no quiero que termine en octubre, Pino", acicateó el economista, en referencia a declaraciones recientes de Solanas.

Terragno también abundó en la necesidad de que la oposición mire 2015 "con mentalidad de gobierno" y, por ello, bregó por acuerdos globales de gobernabilidad. Sostuvo que con la denuncia "no alcanza" y que "nadie es el líder de la ética". Solanas retrucó: "Vos nos tildás de denuncistas, Rodolfo, pero ¡qué saludable que es! Ni a Carrió ni a mí nos callaron las amenazas ni las presiones", enfatizó el líder de Proyecto Sur, que, fiel a su estilo de campaña, insistió en la defensa del medio ambiente y criticó, con dureza, el contrato del Gobierno con Chevron.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.