Allanaron sedes de la Armada para buscar datos del submarino

La Justicia requirió información faltante sobre las últimas tareas de mantenimiento y reparación; "es demasiado tarde", dijeron los familiares
La Justicia requirió información faltante sobre las últimas tareas de mantenimiento y reparación; "es demasiado tarde", dijeron los familiares Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Darío Palavecino
(0)
27 de enero de 2018  

MAR DEL PLATA.- La investigación judicial de lo que pudo haber ocurrido con el submarino ARA San Juan, desaparecido desde hace 76 días, llegó ayer a la Base Naval Mar del Plata. Por primera vez, la jueza Marta Yáñez, a cargo de la causa, ordenó allanamientos para secuestrar documentación relacionada con tareas de reparación y mantenimiento que se habían hecho al buque en los últimos tiempos y que los jefes navales se habrían guardado.

La responsable del juzgado federal de Caleta Olivia, que tiene jurisdicción en función de la última posición que se conoció de la embarcación en la que viajaban 44 oficiales y suboficiales de la Armada Argentina, ya había solicitado a autoridades de esta unidad militar que le remitan todo papel vinculado a obras que se hayan realizado sobre este submarino. Consideró que había faltantes y por eso los mandó a buscar, esta vez con peritos y personal de la Policía Federal Argentina.

Los allanamientos fueron cuatro y alcanzaron otras dependencias que la Armada Argentina tiene en Capital Federal y Puerto Belgrano, este último destino consolidado como punto de ordenamiento y monitoreo del operativo de búsqueda del ARA San Juan . Hoy no hay una sola pista firme sobre la ubicación del submarino, que habría sufrido una implosión cuando navegaba frente a las costas de Puerto Madryn.

La comisión policial ingresó a la Base Naval Mar del Plata casi en coincidencia con el arribo de los familiares de tripulantes que se acercan para recibir el parte diario, a cargo de responsables de esta unidad. Otro grupo, de entre 10 y 15 personas, ya estaba adentro porque desde hace más de dos semanas pernocta allí como mensaje a los jefes navales: quieren demostrarles que no cederán en el reclamo de búsqueda del buque.

Los familiares de los tripulantes del ARA San Juan le pidieron a Aguad ayuda económica

07:32
Video

Los efectivos federales se movieron ayer por distintos despachos y archivos de la Base Naval, entre ellos, oficinas en las que anteayer estuvo el ministro de Defensa, Oscar Aguad, que llegó para mantener una reunión con los familiares de los 44 tripulantes.

Fuentes de la investigación confirmaron a LA NACION que la policía secuestró y llevará al tribunal de Caleta Olivia los registros de mantenimiento y reparaciones que se le hicieron en los últimos años.

Los procedimientos se dirigieron puntualmente al Arsenal y el Comando de Operaciones de la Fuerza de Submarinos de Mar del Plata. También al Arsenal de Puerto Belgrano y la Dirección General de Material Naval, en el Edificio Libertad, sede de la Armada Argentina.

El ARA San Juan afrontó a partir de 2008 la denominada "reparación de media vida", una intervención profunda para ponerlo en las mejoras condiciones. Las tareas demoraron casi seis años hasta que volvió a navegar. Esa información ya está en manos de la Justicia, que ahora quiere precisiones sobre otros ajustes posteriores, en particular los que se le hicieron durante el año pasado.

Personal de la Base Naval Mar del Plata, apenas comenzó el allanamiento, avisó a los familiares de tripulantes del ARA San Juan que se estaba poniendo en marcha un operativo judicial en esa sede. Y por eso les pidieron que se mantengan en la casa de oficiales, donde a diario se reúnen par esperar el informe sobre el operativo de rastrillaje.

Tras su reunión con el ministro Aguad, que en general consideraron positiva, pero también cargada con más promesas que respuestas concretas, padres, hermanos y esposas de la dotación desaparecida dijeron a LA NACION que si bien es importante que la Justicia investigue qué pasó con el submarino y quiénes fueron responsables de su naufragio, su prioridad es que lo busquen y lo encuentren. "Hay que fortalecer el rastrillaje ya mismo", insistieron.

Sobre el operativo de ayer coincidieron en que llega "demasiado tarde" porque entienden que si había documentación que comprometía a autoridades navales, ya debe haber desaparecido de esas dependencias. "Cuando nos tuvieron que mentir, nos mintieron, así que quemar documentos o borrar pruebas con tanto tiempo transcurrido no les debe haber sido difícil", comentó la madre de un suboficial del ARA San Juan.

La jueza Yáñez aun está en etapa de determinar si hubo delito en este caso. Ya solicitó a las autoridades navales que le remitan documentación que considera fundamental para entender el estado de situación del buque antes de su desaparición. Ahora completa su rompecabezas con más papeles que mandó a buscar vía allanamientos. Y espera primeros testimonios en persona. Los primeros, cinco oficiales de la Armada Argentina a los que interrogará en los próximos días.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.