Alperovich dice que no hay tiempo para volver a votar y advierte que "es posible" la intervención en Tucumán

En conferencia de prensa, el gobernador de la provincia calificó el fallo como "algo inconcebible" y "un golpe contra la democracia y voluntad popular"; además, cuestionó que la sentencia haya sido fundamentada en notas de prensa
Fabián López
(0)
17 de septiembre de 2015  • 12:59

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- El gobernador José Alperovich aseguró este mediodía en conferencia de prensa que el fallo de la justicia tucumana que declaró la nulidad de las elecciones del 23 de agosto "es de imposible cumplimiento" y admitió que "es posible" una intervención federal a la provincia.

"El fallo es de imposible cumplimiento porque no nos dan los tiempos para llamar a una nueva elección, porque se necesitan 90 días. Yo dejo de ser gobernador el 28 de octubre y el 29 tiene que asumir el nuevo gobierno. Si se anula la elección no va a quedar quién ejerza el poder y Tucumán va a quedar acéfalo de poder", explicó el mandatario tucumano, quien confirmó que la Provincia apelará la sentencia ante la Corte Suprema local.

¿Cree que se pueda intervenir la provincia?, le preguntaron a Alperovich, quien respondió: "Todo es posible". A continuación, el gobernador advirtió sobre las implicancias de una eventual situación de acefalía. "No puede haber una provincia sin gobernador, sin legisladores, sin intendentes ni delegados comunales. Los que creemos en la democracia queremos que existan los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, porque si no es una dictadura. Acá no quedaría absolutamente nadie del Poder Ejecutivo, ningún legislador y ningún intendente", aventuró.

Alperovich calificó como "algo inconcebible" y "un golpe contra la democracia y voluntad popular" el fallo judicial que anuló los comicios realizados el 23 de agosto pasado.

Por otro lado, cuestionó que la sentencia, firmada por los jueces Salvador Ruiz y Ebe López Piossek, haya sido fundamentada en notas periodísticas. "No es que por cuatro notas periodísticas o por lo que salió en algún canal de televisión se puede anular una elección, esto no tiene precedente en el país. Es un atentado a la voluntad popular de todos los tucumanos que han ido a votar", expresó.

Alperovich reiteró que en los comicios provinciales el FPV "ganó con el 51% de los votos, por más de 110.000 votos y con esa diferencia es imposible hacer trampa".

El gobernador saliente confirmó que la Provincia recurrirá la sentencia en casación para que la Corte Suprema local revise la decisión de la Cámara en lo Contencioso Administrativo. "Tenemos fe en la justicia, tenemos fe en la gente de bien, porque si hubo fraude que nos digan dónde hubo fraude, en qué urna hubo fraude", acotó.

Por último, comentó que el vicegobernador de la provincia y candidato electo, según el escrutinio definitivo, Juan Manzur, se encuentra en Buenos Aires donde mantiene reuniones con el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el ministro de Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, para evaluar la situación de Tucumán.

"También me llamó Daniel Scioli, entre muchos gobernadores, porque la verdad es que hay una preocupación muy grande por lo que pasó ayer en la provincia, que puede suceder en cualquier lado. No hay garantías de nada. No pueden dos jueces parar la voluntad popular con una gran mentira que han creado (José) Cano y (Domingo) Amaya", completó.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.