Alsogaray evadió más de $ 600.000

Lo dijeron ex funcionarios de la AFIP
(0)
28 de abril de 2004  

María Julia Alsogaray evadió impuestos, pero luego se puso al día con el Estado y tuvo un "incremento patrimonial no justificado", según coincidieron los funcionarios de la AFIP que declararon ayer en el juicio que se le sigue a la ex funcionaria por presunto enriquecimiento ilícito.

"Se hizo una inspección porque se había detectado un incremento patrimonial no justificado", afirmó Ana Osella Muñoz, jefa de la sección penal tributaria de la AFIP cuando se investigó a Alsogaray.

Osella Muñoz recordó que promovió acciones penales contra Alsogaray que incluyeron un allanamiento en el estudio de su entonces contador, Ernesto Mario Furlone, donde se encontraron sellos falsos y documentación adulterada.

El ex funcionario de la DGI y actual camarista porteño Eduardo Russo también sostuvo que en su paso por el organismo tributario instruyó dos sumarios contra Alsogaray por "omisión del pago de los impuestos a las ganancias y a los bienes personales".

Russo estimó que la evasión impositiva de Alsogaray rondó los $ 600.000, por lo que se radicó una denuncia penal, aunque señaló que la ex polifuncionaria canceló luego su deuda fiscal.

En tanto, el ex inspector tributario Luis Cabello comentó que él se encontró con Alsogaray y dijo que el titular de la DGI Ricardo Cossio fue informado de la marcha de la investigación interna, algo que juzgó "inusual". Y recordó que analizaron con Cossio lo ocurrido, lo que días antes fue negado ante el tribunal por el propio Cossio.

Cabello rememoró incluso cómo le dijo a Alsogaray las inconsistencias que había detectado en sus declaraciones juradas: "Sobran ceros de un lado y faltan ceros del otro", contó.

El inspector retirado afirmó que, en realidad, Alsogaray o su contador Furlone jamás presentaron las declaraciones juradas ante la AFIP y que las que guardaba la ex funcionaria tenían sellos de recepción que resultaron falsos. "El problema de las irregularidades no era menor. Era mayor", comentó.

Puntos defensivos

La rueda de testimonios convalidó, sin embargo, varios puntos esgrimidos por la defensora Pamela Bisserier. El primero, que los testigos subrayaron que las irregularidades impositivas detectadas también se repetían en otras empresas y personas que delegaban su contabilidad en Furlone.

Cabello también admitió que la AFIP terminó por reconocer como válida la valuación por US$ 200.000 que figuraba en la escritura de compraventa del petit hotel de Recoleta que adquirió Alsogaray. Según el ex inspector, Alsogaray aportó una nota de la revista Noticias que le daba la razón. "Eso me derrumbó la prueba y no se hizo el ajuste", dijo.

Alsogaray escuchó entre sonrisas y gestos de aprobación los dichos del ex inspector que la investigó, lo que se repitió cuando declaró el ex presidente de Estibajes Norte Fernando Domingorena, que confirmó sus dichos al sostener que jamás le pagó honorarios por un supuesto asesoramiento que jamás se llevó a cabo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.