Alvarez va a explicar al Frepaso su proyecto

Dijo que "no es una huida" del partido
(0)
27 de octubre de 2000  

Durante una extensa reunión que se realizó anteayer en la sede de la Fundación Carlos Auyero, Carlos "Chacho" Alvarez bajó línea a sus colaboradores.

El tema: su mentado Movimiento de Participación Ciudadana para una Nueva Política, "el movimiento social" -como él lo llama- con el que pretende demostrar que "hay otras maneras de hacer política".

En la sede de la fundación, el ex vicepresidente se comprometió a reunir a los legisladores y dirigentes del Frepaso para explicarles "en detalle" cuáles son los objetivos y el alcance de la propuesta que masculla desde que se alejó de la función pública.

Durante más de tres horas, Alvarez habló y respondió a preguntas en la sede de Bartolomé Mitre y Riobamba, a una cuadra del Congreso Nacional.

Alrededor de la mesa se ubicaron Marcos Makón, flamante segundo del jefe de Gabinete, Chrystian Colombo; Nilda Garré, viceministra del Interior; Carlos Raimundi y Fernando Melillo, diputados nacionales; Rafael Bielsa, titular de la Sindicatura General de la Nación, Marcelo Scolar y Ricardo Mitre, entre otros.

Dos necesidades

Además del contacto con la "base partidaria", los aliados de la UCR comenzaron a ajustar los detalles del acto de lanzamiento del movimiento social que se concretará el 25 del mes próximo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Allí esperan contar con la presencia de buena parte de los ciudadanos que a diario escriben cientos de correos electrónicos y cartas en apoyo de la decisión de Alvarez.

"En la reunión, Chacho expresó dos de sus necesidades básicas. La primera explica el porqué de la creación del movimiento: si hace la misma convocatoria con el sello Frepaso, puede interpretarse como un enfrentamiento o competencia con el radicalismo. La segunda, que esta discusión estratégica sobre la crisis de la política no significa una huida del Frepaso", comentó a La Nación uno de los participantes del encuentro.

Sin embargo, en las apariciones públicas que ha tenido desde su alejamiento del Gobierno, Alvarez dejó en claro que asumió "el compromiso de tomar distancia de la coyuntura, del día a día" y que no quiere "participar del ruido político del país" porque es necesaria "una mirada más estratégica, de mediano plazo".

Un triángulo político

Ante sus colaboradores más estrechos admitió en las últimas horas que en el Frepaso "no se sabe mucho" sobre el movimiento social que propicia y que dentro del triángulo político que imagina integrado por el partido ("brazo electoral"), la fundación (sitio de elaboración de propuestas institucionales para agilizar una reforma del sistema político argentino) y el movimiento social, se situará "fuera de la acción partidaria".

Una de las frases que el ex vicepresidente pronunció en la reunión, y que fue comentada a La Nación por otro de los participantes, describe a la perfección cuáles son sus intenciones: "El partido no es suficiente para contener a todo el mundo".

"La crisis terminal del sistema político es funcional al sistema económico", analizó Alvarez en otro de los tramos del encuentro. Esa preocupación es la que explica su interés por sumar a "jóvenes empresarios incontaminados" a la lista de visitas que planea hacer a universidades y colegios secundarios de todo el país.

Si bien el debut en el interior será el lunes próximo, en La Pampa, las repercusiones internas que generaron sus planes lo obligarán a hacer un hueco en la agenda para explicar los alcances de su propuesta a la tropa propia.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.