Ambas CGT, lejos de un paro conjunto

No hay coincidencias sobre cómo seguir Daer no confirmó otra protesta para la semana próxima y rechazará la concertación si no liberan los salarios Moyano analiza la futura estrategia Consulta de la CTA
(0)
14 de diciembre de 2001  

A pesar de las coincidencias sindicales sobre una altísima adhesión al paro, ninguna de las dos CGT precisó si habría otra inmediata medida de fuerza. Aunque la central dialoguista de Rodolfo Daer había adelantado una huelga de 48 horas para la semana próxima, el dirigente no lo confirmó ayer, pero expresó que su consejo directivo está facultado a decidirlo en el momento en que consideren oportuno.

También, Daer desafió: "Esperamos que el Gobierno reaccione antes de que sea demasiado tarde", dijo a LA NACION. Además condicionó su presencia en la concertación oficial: "Para sumarnos al diálogo es necesario que el Gobierno determine la libre disponibilidad de los salarios".

En la CGT disidente de Hugo Moyano también fueron cautelosos. "Los oficialistas de Daer no querían ir al paro y ahora forman cola para hacerlo. Presionan en favor de que (el jefe de Gabinete, Chrystian) Colombo reemplace a (Domingo) Cavallo en el Ministerio de Economía", dijo una fuente rebelde a LA NACION.

Sin aludir directamente al tema, Moyano rechazó que ya haya decidido otro paro: "Siempre estamos dispuestos a la lucha, pero todavía no determinamos los pasos por seguir".

A los de Daer no les gusta que los moyanistas y Luis Barrionuevo jueguen al adelantamiento de las elecciones nacionales y al proyecto presidencial de Carlos Ruckauf. Para colmo, la presencia ayer de Carlos Menem en la Casa Rosada generó entusiasmo en la CGT oficial. "Es un hecho que fortalece la democracia y una reivindicación para Menem después de las críticas que recibió del Gobierno", dijo Daer.

Por estas desconfianzas, es difícil que haya una próxima acción conjunta entre las dos centrales.

En la movilización de anteayer, Moyano acusó de "aves de rapiña" a los que quieren concertar en nombre del pueblo. Y Daer, en tanto, subestimó ayer el acto de Moyano. "Saludo a quienes expresaron su protesta con cacerolazos y aplausos" y destacó "a todos los que se manifiestan en paz". En la concentración del camionero no hubo cacerolazos y sí incidentes.

Lejos de las internas cegetistas, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) destacó la respuesta de la gente al paro, enfocó en el desempleo el principal problema argentino e invitó a votar desde hoy y hasta el lunes en la consulta popular para reclamar al Congreso un seguro de empleo.

A diferencia de la CGT oficial, tanto Moyano como la CTA fueron lapidarios con la presencia de Menem en la Casa Rosada. "De la Rúa y Menem significan la foto de la Argentina de la claudicación", dijo el camionero.

Víctor De Gennaro, de la CTA, afirmó que "el mismo día en que la gente se pone de pie para resistir, Menem y De la Rúa se reúnen. Es la imagen de las dos Argentinas: la de la esperanza y la de los cómplices de un modelo de hambre".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.