Amenaza del Gobierno por la huelga

Analiza declarar ilegal el paro nacional de mañana; los gremialistas advirtieron que es "inamovible" Excepto con Menem, aunque sin sanciones, nunca ocurrió en democracia Críticas del Presidente a la protesta Más medidas de fuerza de la CGT dialoguista
(0)
12 de diciembre de 2001  

El Gobierno analiza la posibilidad de declarar ilegal el paro de 24 horas de mañana dispuesto por las dos CGT y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), según admitieron fuentes oficiales a LA NACION, aunque la supuesta determinación no amedrentó a los sindicalistas. Dirigentes de las tres centrales respondieron que la medida de fuerza "es inamovible".

Sin embargo, en la Casa Rosada no hay una decisión tomada. Pesa el hecho de que en 18 años de democracia, la única huelga declarada ilegal fue por el ex presidente Carlos Menem el 2 de agosto de 1994, en momentos de realizarse la Marcha Federal que agrupó a la CGT Moyano, la CTA y organizaciones sociales, aunque un sindicalista recordó a LA NACION que el gobierno finalmente "no adoptó ningún tipo de sanción". De la Rúa duda en cargar con ese peso.

En tanto, los gremialistas redoblaron la apuesta y no garantizaron que se cumplan los servicios públicos mínimos y revindicaron el derecho constitucional de huelga.

Mientras, desde el Gobierno se refirieron con duros términos a los sindicalistas y criticaron el paro.

El presidente Fernando de la Rúa señaló: "Confío en que todo se desarrolle fácil y que no se hagan medidas de fuerza cuando lo que hace falta es la unidad de los argentinos -puntualizó- para superar los efectos de una crisis estructural que viene de lejos, como todos sabemos", descontó.

El vocero del Gobierno, Juan Pablo Baylac, fue menos diplomático: "Lamentamos seriamente que la dirigencia gremial haya incorporado los planes piqueteros para accionar sobre la conciencia de los argentinos". Y agregó: "Forma parte de una campaña política destinada a horadar la credibilidad del sistema democrático y el respeto a las instituciones".

También el ministro de Trabajo, José Gabriel Dumón, se ocupó del tema: "El paro no contiene revindicaciones laborales, sino fines políticos. Los asalariados que ganan menos de 1000 pesos son el 86 por ciento y las dos CGT hacen un paro para el 14 por ciento restante".

Pero el dirigente judicial de la CGT disidente, Julio Piumato, salió a responder al Gobierno. Calificó ante LA NACION como "un disparate declarar la ilegalidad del paro cuando lo ilegal son los decretos inconstitucionales que inmovilizan los sueldos depositados en los bancos y los que bajan los salarios".

También respondió a Dumón: "Como ministro del área tendría que ocuparse de los que no tienen trabajo. Es lamentable que especule con porcentajes de a quienes perjudican o no las medidas".

Prometen más paros

En tanto, la CGT oficial se propone realizar una nueva huelga (después de la de mañana) el jueves que viene, por 24 o 48 horas, según las facultades que otorgó ayer el plenario general de la central obrera al consejo directivo que encabeza Rodolfo Daer. Este sector tendrá contactos con la central de Hugo Moyano para combinar acciones futuras.

Durante el plenario de ayer se debatieron dos posturas: la que propusieron los dirigentes Carlos Valdés (sindicato del vidrio) y Reynaldo Hermoso (químicos) para dejar en libertad de acción a los trabajadores a que se movilicen además de acatar la huelga de mañana (alentada por el gastronómico y senador peronista Luis Barrionuevo), y la otra, que fue finalmente la triunfante, que rechazó toda posibilidad de movilización (como tienen previsto hoy la CGT de Hugo Moyano y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

Daer justificó la postura ganadora: "Nuestro reclamo por la intangibilidad del salario es invariable y por eso ampliaremos las medidas de fuerza. Pero no queremos facilitar situaciones de convulsión social de las que somos ajenos", dijo a modo de abonar suspicacias sobre una posible acción del Gobierno para perturbar la protesta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.