Amenaza el PJ con convocar al Congreso a sesionar en verano

Quieren prorrogar las sesiones ordinarias
Laura Serra
(0)
8 de diciembre de 2001  

Ante la severa crisis económica, el justicialismo amenazó ayer en el Congreso con impulsar una autoconvocatoria destinada a prorrogar las sesiones ordinarias para mantener activas ambas cámaras durante el verano. Es un gesto de advertencia al Gobierno, que convocó a sesiones extraordinarias sólo hasta el 21 del actual.

Por otra parte, el PJ presentó ante la Justicia una acción de amparo para evitar que el Poder Ejecutivo utilice, en forma directa o indirecta, las reservas en el Banco Central para efectuar pagos de los servicios de la deuda pública.

"Ante las enormes dificultades de pago que afronta el Gobierno, tememos que eche mano de las reservas, que son el ahorro de los argentinos", enfatizó el diputado Humberto Roggero (PJ-Córdoba).

Acto seguido, el jefe de la bancada insistió en impulsar una autoconvocatoria en el Congreso. Una iniciativa en ese sentido fue presentada en el Senado por Jorge Yoma (PJ-La Rioja).

De concretarse, esta medida significaría un severo golpe al Gobierno y generaría un intenso debate sobre la constitucionalidad de la medida.

Como sucede cada año, al finalizar el período ordinario el Congreso entra en receso. Salvo que, en uso de sus facultades, el Poder Ejecutivo convoque a sesiones extraordinarias e imponga, como marca la Constitución, el temario legislativo.

El Gobierno habilitó la semana última el período extraordinario, pero sólo hasta el 21 del actual, y con una agenda parlamentaria que no seduce demasiado al PJ. El Ejecutivo demostró que no está dispuesto a regalarle a la oposición un espacio tan relevante como el Congreso.

Los otros bloques avalan, aunque con reservas, la iniciativa peronista. Si bien sostienen que el Congreso no debería cerrarse, alertan que podría vulnerar la Constitución.

Del dicho al hecho

Ahora bien, ¿estará dispuesto el PJ a concretar esta amenaza en los hechos? Los diputados del PJ no desconocen que la iniciativa genera controversia, ya que la carta magna parece decir que sólo corresponde al Poder Ejecutivo la facultad de prorrogar el período ordinario o convocar a sesiones extraordinarias. Sin embargo, algunos legisladores aducen que la Constitución, en su artículo 63, podría dar lugar a una interpretación más amplia. La interpretación de la Constitución divide a los juristas en el campo académico.

Más allá de las interpretaciones, el PJ sabe que en la delicada coyuntura una autoconvocatoria legislativa significaría echar nafta al fuego. Ante este panorama, algunos legisladores optan por la cautela. "Sólo si el Presidente no reacciona en estos días y el Congreso sigue virtualmente cerrado, concretaremos la autoconvocatoria. Presentaríamos el proyecto la semana próxima", sostuvo Roggero.

Otros legisladores pretenden apurar los tiempos. "La crisis económica es tan grave que si no se opera rápidamente, el PJ podría quedar mimetizado con la debacle", le advirtió Alfredo Atanasof (Buenos Aires).

¿Qué opinan los restantes bloques? El Frepaso está dispuesto a acompañar la iniciativa del PJ. "Sería una patriada", coincidieron los porteños Fernando Melillo y María América González. Desde ARI, Héctor Polino expresó reservas constitucionales, pero a su juicio "no estaría mal" acompañar al PJ en este caso de emergencia.

Por su parte, el radical Marcelo Stubrin se expresó en favor de que el Congreso siga en funciones, pero con una agenda acordada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.