Amenazó Meijide al PJ en el Senado

Lista: ante la posibilidad de ser citada en la Cámara alta, dijo que conoce los nombres de los opositores que usaron fondos sociales con fines políticos.
Lista: ante la posibilidad de ser citada en la Cámara alta, dijo que conoce los nombres de los opositores que usaron fondos sociales con fines políticos.
(0)
24 de marzo de 2000  

La ministra de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide, amenazó al bloque de senadores justicialistas con difundir los nombres de los dirigentes de la oposición que utilizaron fondos sociales para hacer política.

"Ellos saben que conozco los nombres de quienes utilizaron la ayuda social con fines políticos", dijo la ministra al responder a una pregunta de una entrevista que concedió a la agencia Télam sobre si concurrirá al Senado si el PJ decide interpelarla.

Fernández Meijide no difundió los nombres. La Nación intentó comunicarse con ella para pedírselos y para preguntarle por qué, como funcionaria, los ocultaba, pero no pudo ubicarla. Anoche, poco después de que Télam difundiese la entrevista, partió hacia Nueva Orleans para participar de una reunión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"Los senadores saben que responderemos todas las preguntas que quieran hacernos, pero no van a sentirse orgullosos de lo que escuchen", había advertido la ministra.

Su interpelación es, hasta el momento, dudosa, ya que anteayer el peronismo dio marcha atrás en su ofensiva por llamar a la ministra al recinto y envió el tema a una comisión, donde se decidirá qué hacer.

Críticas de Kirchner

Pero el PJ no abandonó sus críticas al manejo de los planes sociales del Gobierno.

Cristina Fernández de Kirchner, diputada nacional y esposa del gobernador peronista de Santa Cruz, Néstor Kirchner, denunció que la ministra planea "una reducción del gasto social".

Fernández de Kirchner reclamó, además, una reunión de "todos los gobernadores y ministros" del área para definir las políticas sociales de lucha contra la pobreza, "superando las pertenencias partidarias".

Por la mañana, Fernández Meijide había desmentido que esté en sus planes la reducción de la ayuda social, en declaraciones a Radio Mitre. El anuncio del Plan Integral contra la Pobreza, que hizo el martes último en la reunión de gabinete, "no implica" que las provincias dejen de recibir ayuda asistencial, dijo.

"Que nosotros pongamos pruebas piloto para la lucha contra la pobreza, en la que se comprometen tres ministerios, Educación, Salud y Desarrollo Social, no implica para nada que se detenga ninguno de los planes sociales que hoy están en marcha", afirmó.

"Este gobierno es bien consciente de que la pobreza es una vergüenza, de que la pobreza es una afrenta y de que hoy la lucha más importante que tenemos por delante es la pobreza -agregó-. Hablar hoy de tal o cual presupuesto para 2001 parece aventurado, y nosotros no lo hemos dicho."

Acuerdos con provincias

Insistió en que está dispuesta a negociar con las provincias el envío de la ayuda social, pero sólo "a través de convenios" como los que ya ha firmado con media docena de provincias (ayer firmó el último, con La Rioja).

Esos convenios establecen un aumento de controles sobre el manejo de los fondos sociales y la unificación de un registro de beneficiarios.

Fernández de Kirchner criticó también la "creación de delegaciones" del Ministerio de Desarrollo Social porque, dijo, se contradice con la reducción del gasto social.

La ministra respondió que la creación de la "unidad ejecutora (que controlaría el dinero de la ayuda social en cada provincia) no significa una delegación del gobierno nacional", sino que "el gobernador nombre una persona responsable y que, a su vez, la Nación nombre" otra.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.