"América latina debe tener una voz común"

Entrevista con la canciller de Chile
Entrevista con la canciller de Chile
(0)
29 de agosto de 2001  

La canciller chilena, Soledad Alvear, pasó menos de 24 horas en Buenos Aires y regresó a Santiago con el sabor de un triunfo.

Presentó un inusual trabajo bilateral sobre defensa, fue recibida fuera de agenda por Fernando de la Rúa y se llevó un efusivo agradecimiento por las gestiones que el presidente chileno Ricardo Lagos realizó ante su par de los Estados Unidos, George W. Bush, para que la Argentina obtuviera ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Las relaciones entre Chile y la Argentina están en su mejor momento. Ahora trabajaremos por tener una voz común ante el mundo que nos permita aumentar la fuerza de nuestra región", asegura Alvear en una entrevista con LA NACION, tras su reunión con De la Rúa en el Palacio San Martín.

Minutos antes había presentado junto con su par argentino, Adalberto Rodríguez Giavarini, y los ministros de Defensa de ambos países el estudio técnico que mide los gastos militares de la Argentina y de Chile, con el fin de equilibrar en el futuro los presupuestos en el área de defensa.

También se analizaron acciones para establecer modos de cooperación bilaterales sobre el desarrollo nuclear con fines pacíficos.

Más allá de la importancia que significan esas iniciativas para dos países que estuvieron cerca de una guerra hace 20 años, la crisis económica y los futuros objetivos comerciales de la región ocuparon la mayor parte de la reunión entre De la Rúa y la canciller chilena.

Elogio al déficit cero

Alvear elogió el plan de déficit cero del Gobierno, se mostró conforme con la iniciativa de iniciar una negociación directa entre el Mercosur y los Estados Unidos y consideró "lejana por el momento" la posibilidad de que Chile se sume al bloque económico.

-En la última cumbre del Grupo de Río, la crisis argentina unió a todos los países de América latina, ¿se puede esperar una nueva política exterior en el futuro?

-Sí, ése es uno de los objetivos para el corto plazo. En la reunión con el presidente De la Rúa hablamos hoy sobre la necesidad de generar voces comunes de la Argentina y de Chile en los foros internacionales. En la cumbre de Santiago pudimos recoger una clara identidad latinoamericana. Si podemos mantener una posición única en la mayor cantidad de temas posible tendremos cada vez más fuerza.

-¿Cómo tomaron en Chile el deseo de los Estados Unidos para iniciar negociaciones 4 + 1 con el Mercosur?

-Muy bien. Chile está en proceso similar de negociación con los Estados Unidos. Es muy importante que perseveremos en esta política de apertura por medio de acuerdos que nos permitan avanzar en mercados potentes como el de los Estados Unidos.

-Al haber iniciado esas negociaciones, ¿la prioridad de Chile dejó de ser ingresar como miembro pleno en el Mercosur?

-Tenemos un gran interés en el tema. Pero existe una diferencia de aranceles entre Chile y el resto de los países, que dificulta la integración y nos obliga a negociar en un pie distinto con los Estados Unidos y con la Unión Europea. Sigue siendo una prioridad para nosotros, pero así nos resulta imposible. Además, las situaciones coyunturales han complicado más esta situación.

-¿Cómo ha afectado a Chile la crisis de la Argentina?

-Es un momento difícil. Nos causa gran preocupación y por eso el presidente Lagos realizó gestiones con los Estados Unidos para alcanzar una toma de conciencia de la situación y de los efectos que podría tener en toda la región.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.