Amplio repudio a Correa por sus declaraciones

Familiares de las víctimas dijeron estar "repugnados" por los dichos del presidente ecuatoriano sobre el atentado
Marcelo Veneranda
(0)
6 de diciembre de 2012  

Las polémicas expresiones del presidente de Ecuador, Rafael Correa, que minimizó el atentado contra la AMIA, levantaron una ola de cuestionamientos desde la comunidad judía, el conjunto de dirigentes de la oposición y, en particular, de parte de los familiares de las víctimas del acto terrorista cometido en 1994, quienes se manifestaron "ofendidos" y "repugnados" por las declaraciones del mandatario.

Anteayer, mientras ensayaba una defensa del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, Correa había relativizado el atentado terrorista más cruento de la historia argentina contrastándolo con los bombardeos de la OTAN en Libia. "Comparemos las cosas y veamos dónde están los verdaderos peligros; no debemos manipular", sostuvo durante una entrevista con el canal C5N, antes de ser recibido por la presidenta Cristina Kirchner.

"Nos invadió una profunda sensación de repugnancia por el fenomenal nivel de hipocresía que surge de dichas declaraciones", sostuvo un grupo de familiares y amigos de las 85 víctimas fatales, a través de una carta difundida ayer con la firma de Luis Czyzewski, Sofía Guterman, Ana María Blugerman, Mario Averbuch, Rosa de Barreiros, Dora Band, Fernando Losz y Mónica Kleiman.

"Establecer un nivel de comparación según la cantidad de muertos que dejan los atentados terroristas y decir, entre líneas, que ése no es un verdadero peligro y que el verdadero peligro está en otro lado, es ofensivo e insultante", agregaron, para negar que pueda existir un terrorismo bueno y otro malo y enfatizar que los terroristas son, en todos los casos, "asesinos".

"Estamos convencidos de que a usted también lo atacó el síndrome del poder, ya que de sus insultantes manifestaciones se desprende claramente que usted está convencido de que puede hacer o decir cualquier cosa sin que ello tenga consecuencia alguna", señalaron en otro párrafo, antes de exigirle al mandatario ecuatoriano que se disculpe.

Dedicaron la carta a Correa, así como al "absoluto silencio" del gobierno argentino y "la mayoría de la clase política" local. "Nos sentimos muy solos", insistieron.

Por su parte, Sergio Burstein, miembro de la agrupación de familiares 18J –afín al kirchnerismo–, consideró "lamentable" y una "falta de respeto que no se condice con la investidura presidencial" la comparación ensayada por Correa. "Sería bueno que ratifique o rectifique lo que dijo", sostuvo Burstein, para pedirle al Gobierno y a la sociedad que se pronuncien al respecto.

La tímida reacción que ensayó ayer la Casa Rosada (ver aparte) contrastó con el amplio repudio que los referentes de la oposición dedicaron a las expresiones del presidente ecuatoriano.

"Los muertos no se comparan, se sufren. Correa debe disculparse con todos los argentinos", exigió el líder del FAP, Hermes Binner, a través de su cuenta de Twitter. En la misma red social, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, escribió: "Repudiamos los dichos de Correa acerca del atentado terrorista que sufrimos los argentinos en la AMIA".

En el mismo sentido se expresaron el senador radical Ernesto Sanz y los diputados Patricia Bullrich (Unión por Todos) y Francisco de Narváez (Unión Celeste y Blanco), quienes juzgaron "inadmisibles" las declaraciones de Correa, así como la falta de respuesta del Gobierno.

En el sciolismo, uno de los pocos funcionarios que reaccionaron fue el director de Cultura bonaerense (y ex jefe de gobierno porteño), Jorge Telerman: "Pese a los intentos justificatorios, los dichos del presidente Correa sobre el atentado a la AMIA son hirientes e irrespetuosos".

El repudio también alcanzó estado parlamentario. El bloque de diputados de la UCR presentó un proyecto para declarar "su más enérgico repudio" a los dichos del ecuatoriano. "Con sus infelices manifestaciones comparativas, pretendió minimizar el horror", expresaron.

Otra iniciativa similar fue presentada en el Congreso de la Nación, la Cámara de Diputados bonaerense y la Legislatura porteña, con la firma de la diputada nacional Graciela Ocaña, el legislador bonaerense Mauricio D’Alessandro y el diputado porteño Daniel Amoroso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.