Amplio triunfo de la Alianza en el Chaco

El candidato oficialista, Roy Nickisch, se consagraba vicegobernador con el 57 por ciento de los votos
El candidato oficialista, Roy Nickisch, se consagraba vicegobernador con el 57 por ciento de los votos
(0)
27 de agosto de 2001  

RESISTENCIA.- La Alianza ratificó su supremacía electoral en esta provincia al obtener un amplio triunfo en los comicios de ayer en los que votó más del 70 por ciento de la ciudadanía para elegir un vicegobernador y 16 diputados provinciales.

El candidato aliancista Roy Nickisch obtenía al cierre de esta edición el 57,01 por ciento de los sufragios, mientras que la justicialista Inés Pilatti Vergara sumaba el 37 por ciento.

De esta manera la figura del gobernador Angel Rozas se fortalece para sus aspiraciones nacionales, ya que fue el mandatario, desde que asumió en 1995, que ganó todas las elecciones que se realizaron en el Chaco.

El resultado, no obstante, no fue sorpresivo porque ya se preveía un triunfo de la Alianza y solo restaba saber si la mayor fuerza política de la provincia obtendría la mayoría absoluta de dos tercios en la Cámara de Diputados. Hasta las últimas horas de anoche la Alianza encabezada por la UCR obtenía 10 diputados y el Partido Justicialista 6 legisladores. Sin embargo, esto no es definitivo, ya que los triunfadores de los comicios podrían agregar un nuevo diputado.

El presidente Fernando de la Rúa felicitó telefónicamente a Rozas y señaló que el triunfo del oficialismo chaqueño "es muy bueno para la Alianza". "A pesar de las dificultades, la gente acompaña los esfuerzos de los gobernantes", le dijo De la Rúa, desde Olivos, a Rozas.

Buena concurrencia

El buen tiempo ayudó a una afluencia masiva de votantes que superó el 70 por ciento, lo que indica que siete de cada diez chaqueños convocados a las urnas cumplió con su obligación. En el padrón electoral habilitó a 628.663 personas, de las cuales 28.000 jóvenes concurrieron por primera vez a votar.

Presentaron candidatos para la vicegobernación la Alianza, el Partido Justicialista y el Partido Nacionalista Constitucional. Para diputados, además de las tres fuerzas mencionadas, lo hicieron el Polo Social, el Partido Comunista y la Izquierda Unida y Acción por la República, que, de acuerdo con los últimos cómputos se convertía en la tercera fuerza electoral de la provincia.

La imagen de la campaña electoral de la Alianza fue el gobernador Rozas, que puso todas sus fichas en estas elecciones, ya que adelantó los comicios a vicegobernador para elegir al reemplazante de Miguel Pibernus, que debió renunciar acusado de malversación y cuyo caso se encuentra en la Justicia.

El festejo del triunfo de la Alianza se produjo en forma temprana, ya que a partir de los resultados dados a conocer por el encuestador Enrique Zuleta Puceiro, en boca de urna, se desató una euforia generalizada de los partidarios de la Alianza.

"Tuvimos un apoyo extraordinario de la gente a nuestra acción de gobierno", dijo Rozas anoche, durante el acto de celebración de la victoria.

La Alianza llevó como cabeza de lista para los diputados provinciales a Hugo Maldonado, que ahora dejará la presidencia de la UCR. El peronismo, al ingeniero Domingo Peppo.

"En todos los circuitos electorales de la provincia se marcó una gran diferencia en favor de la Alianza, por lo que estamos gratamente sorprendidos por el apoyo recibido en estos momentos de crisis", dijo Rozas para destacar que se ratificaron los porcentajes de las elecciones de 1999 y mejorado los de las elecciones a legisladores de 1997.

Rumbo a octubre

La próxima puja electoral en el Chaco será el 14 de octubre. Se elegirán, al igual que en el resto del país, senadores y diputados nacionales y donde la novedad será la irrupción del ARI, que encabeza la diputada Elisa Carrió, y que en esta provincia se inscribió bajo el partido Movimiento de Bases.

Se podría decir que la campaña ya se inició y el gobernador Rozas, que votó ayer después del mediodía en General Pinedo, su pueblo natal, aprovechó para fustigar a Carrió.

"Lo que tiene que hacer esa señora es venir a trabajar más con la gente del Chaco. Desde Buenos Aires son fáciles las soluciones por televisión. Hay que venir aquí donde están los desocupados, la gente marginada, los analfabetos. No quiero perder el tiempo con la gente que habla, quiero hablar con la gente que genera trabajo y dan respuestas concretas", dijo Rozas.

El gobernador insistió en sus ambiciones presidenciales. "Nunca las oculté", dijo, al anunciar que desde mañana se instalará en la Capital Federal para obtener respuestas del Ministerio de Economía sobre el pago del subsidio a los productores algodoneros.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.