Analizan la propuesta del Grupo Productivo

Apunta a una desdolarización
(0)
21 de diciembre de 2001  

Los contactos informales entre representantes del justicialismo y sectores de la industria nacional comenzaron en el mismo momento en que se produjeron los saqueos durante la jornada de anteayer.

Fueron varios los dirigentes políticos que tantearon la predisposición del titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, para sumarse a un eventual gobierno de transición.

El dirigente industrial mantuvo reuniones con el titular bonaerense, Carlos Ruckauf; con el senador Eduardo Duhalde, y los gobernadores del Chaco, Angel Rozas, y de Córdoba, José Manuel de la Sota. De todos modos, por estas horas, al empresario le interesa más que se analice la propuesta que presentó el Grupo Productivo (GP) en pos de lograr cambios sustanciales en la política económica que lograr un cargo político. Ayer, en el Senado, ya leían la propuesta empresaria.

El GP, que integran, además de la UIA, la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), propone en líneas generales la desdolarización total de la economía en un régimen que prevé el tratamiento particular para los endeudados en dólares para que sus acreencias se conviertan a pesos.

El borrador de documento que ayer circulaba internamente entre los empresarios también hace hincapié en la necesidad de lograr un fuerte equilibrio fiscal y propone la libre flotación de la moneda, además de medidas que aseguren los ahorros de las personas.

"Si este programa se pusiera en marcha en un marco de solvencia fiscal y en un buen programa de reestructuración de la deuda, el problema de una eventual inflación sería muy difícil que se produzca", dijo ayer De Mendiguren cuando se lo consultó sobre una posible devaluación.

Mientras, para otro empresario del sector, que prefirió no ser mencionado, en un escenario de profunda crisis como la actual, la figura de De Mendiguren es buscada porque "es uno de los pocos hombres de la producción con amplio consenso con los sindicatos, los industriales, los políticos y la Iglesia".

A juicio de la UIA ahora es clave detener cualquier intento por dolarizar la economía, que propone -señala- un grupo minúsculo del sector financiero con amplio poder. El GP, en tanto, está convencido de que la convertibilidad y la paridad 1 a 1 ya son parte de la historia de la Argentina. "Hay que darle a la gente un proyecto que demuestre que es posible crecer y dejar de vivir ajustándonos y sufriendo. No tengo dudas de que esta crítica situación se podrá encauzar", dijo De Mendiguren.

Para los principales referentes del GP, la barbarie que la Argentina vivió durante las últimas 72 horas podría haberse impedido. Y responsabilizaron de manera directa al renunciante presidente Fernando de la Rúa por los desbordes que se produjeron.

"No hay otro culpable que no sea el presidente. Los ministros también fracasaron, pero era él el responsable de tomar decisiones. No supo ejercer el mando y le costó el puesto", dijo un alto directivo de una multinacional.

Para otro empresario que visitaba Olivos con cierta frecuencia, este desenlace era previsible. "Después de que desaprovechó la magnífica oportunidad que se le dio para una concertación nacional estaba claro que iba a terminar mal", dijo, aunque consideró que "era necesario porque la situación ya no daba para más".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.