Angel Rozas se anota en la carrera presidencial

El jefe de la UCR se suma a la disputa
(0)
3 de diciembre de 2001  

El gobernador chaqueño y titular del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Angel Rozas, ratificó que quiere ser presidente de la Nación, dijo que no duda de que Fernando de la Rúa completará su mandato, y sostuvo que el peronismo "le dio un golpe bajo a la democracia", al asumir la presidencia previsional del Senado.

"Yo quiero ser y voy a ser presidente de los argentinos. Lo que no sé, es si mi turno es en 2003. Tengo una fuerte vocación de poder, pero seguramente habrá varios candidatos de la Alianza", manifestó Rozas en declaraciones publicadas por el diario de Córdoba La Voz del Interior.

A 10 días de haber reemplazado al ex presidente Raúl Alfonsín como jefe del radicalismo, Rozas toma muy en serio su nuevo papel y no disimula sus intenciones. Pese a que aclaró que "habrá que acompañar (al candidato de la Alianza) que esté en mejores condiciones de ganar". Resaltó: "Si es mi turno, no resignaré mis aspiraciones".

De todos modos, intentó proteger a De la Rúa y aclaró que el partido va a seguir apoyándolo. "No tengo ninguna duda de que va a llegar al final de su mandato", respondió a un pregunta, y añadió el deseo de que "llegue con menos problemas que los actuales."

Consideró el titular del Comité Nacional de la UCR que es "probable" que los inconvenientes económicos disminuyan, "si comienza a consolidarse la reprogramación de la deuda, si se avanza en la búsqueda del consenso y si ese consenso se convierte en políticas de Estado".

"Golpe bajo"

Admitió Rozas que "desde las matemáticas" los justicialistas "tienen derecho" a presidir el Senado, "pero -advirtió-, hay una tradición parlamentaria y un respeto a la voluntad popular".

"Cuando fue presidente Raúl Alfonsín no teníamos mayoría en el Senado, pero igual Edison Otero ocupó la presidencia provisional. Ahora, en razón de las luchas internas profundas del justicialismo, se pone en peligro la institucionalidad del país", consideró, y agregó: "Ellos le dieron un golpe bajo a la democracia".

A pesar de las críticas, aclaró que espera una disputa limpia para llegar al poder.

"Debemos acostumbrarnos a ganarnos unos a otros por las propuestas superadoras que seamos capaces de hacer, y no por la perversidad de esperar que al otro le vaya mal. Si le va mal a De la Rúa, no le va a ir bien al peronismo ni al país", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.