Sin reelección en Boca, Angelici apuesta a quedarse con la UCR porteña

El presidente del club de la Ribera dejará la gestión deportiva en diciembre y se volcará de lleno a la política
El presidente del club de la Ribera dejará la gestión deportiva en diciembre y se volcará de lleno a la política
Jaime Rosemberg
(0)
3 de junio de 2019  • 10:29

Rodeado de incondicionales, y con una gran bandera argentina a sus espaldas, Daniel Angelici tomó el micrófono y dejó en claro sus próximos pasos. "Vamos a trabajar para que estas fichas que conseguimos se transformen en votos que nos den la mayoría para conducir la Unión Cívica Radical en nuestro distrito", dijo muy serio el presidente de Boca Juniors y amigo del presidente Mauricio Macri el jueves pasado, cuando lanzó su agrupación interna para pelear, en diciembre, por la presidencia de la UCR porteña.

La referencia a las fichas -que dijo, son nada menos que quince mil- se relaciona con el trabajo que los dirigentes cercanos al "Tano" hicieron en los últimos ocho meses, siempre con un objetivo en mente: desbancar a Guillermo de Maya y los jóvenes radicales que, apalancados en el veterano Enrique "Coti" Nosiglia y con Martín Lousteau como potencial candidato y referente, manejan desde hace años el radicalismo porteño. En agosto del año pasado, y en una entrevista con LA NACION, Angelici anticipó que iría por la presidencia de la UCR ante el escepticismo de la dirigencia radical nacional y sus rivales porteños.

"Son muchas fichas, laburaron un montón", comentó entusiasmado uno de los asistentes del jueves al restaurant Lalín, aquel que Raúl Alfonsín y otros radicales notables solían y aún suelen usar para reuniones y eventos. Si el lugar no fue casual, tampoco lo fue el logo elegido para identificar la agrupación del empresario de los bingos, denominada "Radicales por Argentina", y que remite al "RA" que Alfonsín utilizara en las elecciones de 1983. "La A también es de Angelici", precisó otro de los comensales, seleccionados cuidadosamente por el presidente de Boca, que en diciembre termina su mandato en el club de la Ribera sin posibilidad de reelección.

Además de Angelici, hablaron Martín Ocampo -el ex ministro de Seguridad porteño, echado de esa gestión luego de los incidentes en la previa del River-Boca, y Orlando "Conejo" Yans, exlegislador bonaerense.

"Sabemos que hay algunos radicales que no están convencidos de que este es el camino. Por eso la agrupación es dentro de la UCR, para dar esa batalla", dijo Ocampo, vestido igual que su jefe político (pulover oscuro y jeans) para respaldar la presencia del radicalismo en Cambiemos.

Además de los oradores, estaban otros radicales Pro que lo acompañan desde que en 2004 decidiera sumarse al macrismo, como José Palmiotti, el legislador porteño Ariel Álvarez Palma, Raquel Herrero y Miguel Salvatori, que tienen a su cargo la coordinación del trabajo territorial. También pasaron a saludar los diputados Daniel Lipovetzky y Eduardo Barragán.

"Coti" Nosiglia

¿Y Nosiglia, a quien Angelici considera su padre político desde que ingresó en la UCR en 1983? "No estuvo, pero no creo que estén peleados. Terminarán arreglando, seguramente, aunque Maya y Yaccobiti (Emiliano) se deben sentir amenazados", opinó otro de los dirigentes que conoce a ambos y que se dio una vuelta para probar el clásico menú de Lalín, con su entrada de fiambres con ensalada rusa y carne de cerdo con papas.

Leal al Presidente al fin, Angelici no se olvidó de Macri. "Estoy seguro que será reelecto por el bien de Argentina" expresó. Marginado ("por decisión propia", según dice a sus íntimos) de la mesa judicial que asesora al Presidente, y criticado duramente por Elisa Carrió por su presunto rol de "operador" en las sombras, Angelici mantiene sin embargo un buen vínculo con Macri, a quien le aportó los primeros radicales que se sumaron a su partido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.