Control de poderes. Aníbal Fernández defendió el actuar de la Sigen