Aníbal Fernández disfrutó de una noche de rock y militancia junto a Fito Páez