Aníbal Fernández, un hombre con audacia, picardía y ambición