Anses: sobreseen a todos por el "juzgado paralelo"

El juez Torres firmó la resolución poco antes de que otro magistrado pudiera tomar la investigación
Hugo Alconada Mon
(0)
16 de octubre de 2012  

El primer beneficiado fue el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray; luego se sumó el secretario de Minería, Jorge Mayoral, y ahora les llegó el turno a todos los investigados por el montaje de un presunto "juzgado paralelo" que afectó a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) por decenas de millones de pesos.

El sobreseimiento masivo lo dictó el juez federal Sergio Torres días antes de entregar el control del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 9 de Comodoro Py a su flamante titular, Luis Rodríguez, según consta en la copia de su resolución que obtuvo LA NACION.

Torres apuró el sobreseimiento sin siquiera haberles tomado declaración indagatoria a todos los imputados, entre los que descollaban dos jueces del fuero de la Seguridad Social, Alberto Ize y Martín Maiztegui, y los secretarios del fuero Emmanuel Catardo y Fernando Mora, junto con su esposa y abogada del fuero, Mónica Bibbo.

Desde la Anses adelantaron ya que prevén apelar la resolución de Torres esta semana, ya que consideran que la investigación debía continuar con más medidas de prueba, además de abordar la pesquisa con una mirada menos benévola de los miembros de la "familia judicial".

Para Torres, por el contrario, incluso el sumario que instruyó el Cuerpo de Auditores de la Corte Suprema resultó un elemento beneficioso para los imputados Mora y Catardo, aun cuando el sumario recomendó sus cesantías, lo que validó el máximo tribunal con la firma de cinco de sus siete miembros.

"Gravísimas faltas"

A lo largo de 60 carillas, la investigación de la Corte precisó las "gravísimas faltas" cometidas por ambos secretarios, basado en los testimonios de otros funcionarios y empleados del juzgado, así como una auditoría de los expedientes millonarios que ambos instruyeron.

El más complicado de los dos secretarios –que continuaron en un concurso para ocupar las vacantes para jueces del fuero de la Seguridad Social– resultó Catardo, hijo de un camarista laboral y de una jueza de ese mismo fuero previsional.

La Corte concluyó que Catardo no dio "la más mínima explicación a lo largo de sus extensos escritos" de defensa en el sumario sobre su "favoritismo" para ciertos abogados del fuero, sobre otras conductas "inadmisibles" o sobre la "ostensible irregularidad" de los expedientes a los que dio "trato preferencial".

La actuación del otro secretario, Mora, también incluyó un "trato preferencial" para su esposa, por lo que, según la Corte, incurrió en una "pérdida de imparcialidad", con lo que actuó "en desmedro de sus deberes de funcionario".

Sin embargo, como la Corte dispuso la cesantía de ambos secretarios y no su exoneración, Torres estimó que la resolución del sumario debía tomarse como algo favorable, ya que el máximo tribunal no optó por aplicar "la sanción de máxima robustez" ni tampoco dispuso "que se formulara denuncia penal por los hechos advertidos".

La decisión de Torres se suma así a las adoptadas días atrás por el entonces juez subrogante Marcelo Martínez de Giorgi, quien dispuso dos sobreseimientos antes de marcharse de ese juzgado para asumir al frente de otro de manera definitiva: el de Echegaray por los presuntos subsidios irregulares en la Oncca, y el de Mayoral, por sus supuestos vínculos con la minera Barrick Gold.

Sobreseimiento contra reloj

Se dispuso apenas unos días antes de que otro juez pudiera investigar el caso

Sergio Torres

Juez federal

Sin siquiera indagarlos, Torres sobreseyó a todos los imputados por el presunto armado de un "juzgado paralelo" para perjudicar a la Anses en juicios por decenas de millones

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.