Anuncian los camioneros que retoman las huelgas

Mariano Obarrio
(0)
30 de marzo de 2000  

El titular de la CGT rebelde, Hugo Moyano, pronosticó que en los próximos meses aumentará la conflictividad social y anunció que ese proceso se acentuaría desde el lunes, cuando el gremio de los camioneros, que él lidera, ponga en marcha una huelga en Santa Fe y en el puerto de Buenos Aires.

Las protestas del transporte implican formaciones de miles de camiones, con inevitables trastornos en las rutas y parálisis en otras actividades productivas.

Según el sindicalista, las administraciones nacional y santafecina no fueron informadas formalmente de esas medidas de fuerza. En un diálogo con La Nación , Moyano sostuvo: "Esos paros son síntomas..."

El camionero no descarta que esas protestas puedan generalizarse y prolongarse a otras regiones del país. "No se sabe cómo pueden terminar. La gente de nuestro sector está con mucha bronca. Es el comienzo de algo que no resiste más", reflexionó con dramatismo.

En Santa Fe, indicó, se dirime un conflicto por la reducción en los fletes de granos. En el puerto metropolitano, la protesta obedece a "reclamos por los inconvenientes que hay en el puerto para funcionar".

Moyano atribuye el malestar general de los trabajadores del transporte a que "el 80 por ciento de la actividad está parada debido a la invasión del transporte brasileño". Otras penurias que enumera para su sector son "el alto precio del gasoil, los peajes y el impuesto docente".

Protesta y propuesta

El dirigente camionero, más allá de la protesta por las políticas del gobierno de Fernando de la Rúa ("la continuidad del modelo de Carlos Menem"), expresó una propuesta industrialista para el crecimiento de la actividad económica. "Para mejorar la competitividad -señala- tienen que meterse con el costo financiero, pero a eso ¿quién lo toca?" Para Moyano, bajar las tasas de interés de los créditos para la producción resulta prioritario, al margen de rebajas en los combustibles, impuestos, peajes y otros. "El costo del dinero es exagerado para un país sin inflación, pero para eso hay que tocar algunos intereses", dijo.

El cacique de la central obrera disidente dijo que por bastante tiempo no habrá unidad con la otra CGT, la de Rodolfo Daer. Si el proyecto de reforma laboral llega al debate en el Senado, amenazó, "vamos a llevar a decenas de miles de personas a la plaza Congreso; en ese clima, será difícil tratarla". Moyano pide el urgente rechazo de la ley.

Y sospecha que el clima adverso a las políticas laborales y económicas del Gobierno excede al gremio de los camioneros. "Si el paro en Santa Fe dura tres o cuatro días, se pueden sumar otros compañeros, en otras provincias", advirtió el camionero.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.