Apareció el Presidente en un acto del PJ y hubo caos

Pasaron un spot aliancista antes del discurso de Menem
Pasaron un spot aliancista antes del discurso de Menem
(0)
23 de agosto de 2000  

Nadie explicó bien por qué pasó, pero de repente lo que iba a ser una fiesta del justicialismo se transformó en un escándalo de abucheos, insultos, gritos y amenazas. El ex presidente Carlos Menem miraba desconcertado la escena, con una mueca de disgusto.

Ocurrió ayer, durante un acto en el que se conmemoró el renunciamiento de Eva Perón a la candidatura a la vicepresidencia de la Nación. Menem debió pasar un mal trago: la ceremonia se inició con la difusión del spot televisivo utilizado por Fernando de la Rúa durante la campaña electoral del año último.

Mientras la militancia -mayoritariamente femenina- abucheaba la imagen del actual presidente en la pantalla y se expresaba en términos soeces, Menem no pudo ocultar la contrariedad que le causó que, como parte del acto, le recordaran las palabras de su su sucesor durante la campaña.

"Dicen que soy aburrido", señalaba De la Rúa en aquel famosísimo spot y agregaba: "Yo voy a terminar con esta fiesta para unos pocos. No quiero un pueblo sufriendo mientras unos pocos se divierten alegremente", remataba el entonces candidato.

La cólera de la platea -reunida en la sede partidaria de Matheu 130, de esta capital- aumentó, al igual que la sorpresa de Menem cuando la pantalla siguió reflejando otro aviso, aquel en que De la Rúa vaticinaba que sólo le faltaban "cien pasos" para llegar a la Casa Rosada desde la Jefatura de Gobierno porteño.

Excusas

Aunque voceros del ex presidente intentaron convencer a la prensa de que Menem no estaba enojado con la ocurrencia de los organizadores (del consejo nacional del partido), los periodistas pudieron observar cuando el ex diputado y actual apoderado del Partido Justicialista, César Arias, recriminaba a algunos militantes la difusión del aviso.

Luego, durante un encendido mensaje a la exaltada concurrencia, el ex presidente tuvo la oportunidad de despacharse a gusto contra el oficialismo, aunque sin dar nombres.

"Por ahí muchos hablan de promesas a partir de una demagogia populista y barata y después no cumplen con lo prometido", disparó, para agregar que quienes hacen eso "cometen la peor de las corrupciones".

Menem añadió: "Aquí se ha mentido mucho y se ha prometido mucho. Estamos en un momento muy difícil. Esto lo pueden revertir tan sólo los hombres y las mujeres del movimiento nacional justicialista. Nos tenemos que preparar para dar la lucha en los próximos años".

Sin hacer hincapié, pero sí sobrevolando las divisiones internas en el seno del peronismo, el ex presidente sostuvo: "Esto lo tenemos que lograr a partir del movimiento nacional justicialista que nos une, aunque el partido por ahí nos separa".

Menem volvió entonces a arremeter indirectamente contra lo que consideró las promesas incumplidas de la Alianza.

"Como dice la Biblia: "El hombre es amo de su silencio y esclavo de sus palabras", y si no queremos quedar esclavizados por las palabras, digamos las cosas como son y no prometamos aquello que no podemos cumplir", aseveró.

En medio de una ovación y de un exaltado grupo de mujeres que pugnaban por tocarlo y besarlo, el hombre que gobernó el país por más de una década se retiró en silencio.

Con evidente mal humor, recriminó al oído de uno de sus colaboradores: "No me vuelvan a hacer esto..."

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.