El análisis. Apareció un culpable, pero no la solución