Apostillas / Las presencias en la Casa Rosada

Ilustres. Más nombres... Empresarios y sindicalistas. Néstor... digo, Presidente.
(0)
26 de mayo de 2003  

  • Ilustres. Entre tantos invitados, sobresalieron varios políticos: Antonio Cafiero, su hijo Mario Cafiero (ARI), Irma Roy, Nilda Garré, Osvaldo Mércuri, José Corchuelo Blasco, Juan González Gaviola, Eduardo Sigal, Oscar Laborde, Jorge Argüello y Eduardo Valdez, que será jefe de gabinete del secretario de Culto, Guillermo Olivieri. También estuvo la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, y los periodistas Miguel Angel De Renzis, Miguel Bonasso, Enrique Moltoni y Roberto Di Sandro.
  • * * *

  • Más nombres... Cerca de Guillermo Olivieri, designado secretario de Culto de la Cancillería, confiaron que una ex compañera de bancada en la Legislatura porteña, Martha Oyhanarte, sería secretaria de Gestión Pública o Reforma Política en alguna área dentro de la estructura de la Jefatura de Gabinete, que lidera Alberto Fernández.
  • * * *

  • Empresarios y sindicalistas. Los hombres de negocios más notorios que circularon en el Salón Blanco fueron Alfonso Cortina y Alejandro MacFarlane, de Repsol-YPF, los titulares de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Oscar Vicente; de la Confederación General Económica (CGE), Raúl Vives; de la Unión Industrial Argentina (UIA), Alberto Alvarez Gaiani; el banquero Carlos Heller y el director del Banco Hipotecario, Julio Macchi. También concurrieron el jefe de la CGT, Rodolfo Daer, y los sindicalistas Armando Cavallieri, Carlos West Ocampo, José Pedraza y el titular de la CTA, Víctor De Gennaro. De llamativo pullover rojo estaba el piquetero Luis D´Elía.
  • * * *

  • Néstor... digo, Presidente. Cuando Ginés González García se retiraba del Salón Blanco, los periodistas le preguntaron por la derrota de Racing por 2 a 0 frente a Olimpo, anteayer, partido al que había asistido junto con el Presidente. "Como dijo Néstor... digo, como dijo el Presidente, estamos acostumbrados a sufrir con Racing". González García debió dejar de lado la amistad por las formalidades.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.