Apostillas

El sabor del encuentro
El sabor del encuentro
(0)
25 de junio de 2002  

  • Nada más. Luego del almuerzo en Yovilar y antes de volar a la Capital, el presidente Eduardo Duhalde hizo un recorrido por otra importante planta olivícola de la zona, la empresa Nucete. En un breve diálogo con los periodistas, negó que hubiese hablado con Carlos Menem sobre temas políticos o internos del PJ. El ex mandatario había dicho lo mismo un rato antes. Duhalde además afirmó que no le molesta la diversidad de precandidatos presidenciales del peronismo: "La democracia es así, cuantos quieran presentarse deben hacerlo". Y sostuvo que "podrían ser tildados de antidemocráticos" (no dijo quiénes), si no se deja presentar a alguno de los candidatos. Por último, respondió con un categórico no cuando se le preguntó: "Después de esta experiencia (por la presidencia) ¿no quiere nada más?"
  • * * *

  • Periodistas, atrás. Serias dificultades tuvo que pasar el reportero Daniel Malnatti, de "Caiga Quien Caiga". Además de mantenerlo lo más lejos posible de Duhalde y de Menem -misión no siempre lograda con solvencia-, policías y organizadores del acto casi lo levantan del sobretodo cuando, en rápida carrera, el hombre de "CQC" consiguió sortear la custodia y llegar hasta la combi en la que se retiraba Menem. El esfuerzo no alcanzó para lograr la palabra del ex presidente.
  • * * *

  • Fieles al puro. En el encuentro que, luego del almuerzo, mantuvieron Menem, Alberto Kohan, Eduardo Menem y los gobernadores Romero (Salta) y Fellner (Jujuy), quedó plasmado un estilo inconfundible que caracterizó la década menemista: para después de los postres, puros cubanos.
  • * * *

  • Despliegue. Aimogasta fue sede de varios acontecimientos políticos en los últimos años. Sin embargo, nunca se vio un despliegue policial tan grande como ayer. Rutas de acceso y calles invadidas de hombres de azul. Hasta llevaron el cuerpo antimotines de la policía riojana. No hubo piquetes de importancia.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.