Apretada agenda de Kirchner en su primer día como presidente

El primer mandatario recibió a sus pares latinoamericanos con quienes coincidió en la necesidad de "fortalecer la integración regional"; también se reunió con el príncipe de Asturias
(0)
26 de mayo de 2003  • 16:30

El flamante presidente Néstor Kirchner mantuvo hoy en la Casa de Gobierno una serie de reuniones como parte de una nutrida agenda en su primer día de gestión. Desde la mañana recibió a los mandatarios y visitantes extranjeros que viajaron a la Argentina para los actos de su asunción.

El primero en encontrarse con el primer mandatario fue el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, heredero de la corona española, que ingresó al despacho de la sede gubernamental a las 9 de la mañana. De esa audiencia, que se extendió unos 20 minutos, participaron también el canciller Rafael Bielsa y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Media hora después recibió al mandatario de Uruguay, Jorge Batlle, quien señaló, al abandonar la Casa Rosada, que mantuvo "una excelente entrevista" con Kirchner.

A las 10, el Presidente recibió a su par de Perú, Alejandro Toledo, que le advirtió sobre la necesidad de generar "nuevos mecanismos de financiamiento para invertir en el área social" de los países latinoamericanos.

A las 10.30 llegó a la Casa de Gobierno el mandatario de Colombia, Alvaro Uribe, y a las 11 le tocó el turno a su par de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Losada.

Al mediodía, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se reunió con el flamante jefe del Estado y coincidieron en la necesidad de hacer una realidad "los sueños" de los próceres Simón Bolivar y José de San Martín de concretar la unidad de América latina.

A las 14.50, el presidente de Cuba, Fidel Castro, ingresó al despacho presidencial y mantuvo un encuentro de más de 45 minutos con Kirchner.

Todos los mandatarios ingresaron en la sede gubernamental por la explanada de la calle Rivadavia, donde fueron retratados por los camarógrafos y reporteros gráficos al momento de atravesar la alfombra roja dispuesta sobre las escaleras para recibirlos.

Fortalecer la integración regional

Al término de los encuentros, el vicecanciller Martín Redrado y el vocero presidencial Miguel Nuñez se acercaron a la sala de periodistas de la Casa Rosada para hacer una síntesis del resultado de la apretada agenda de reuniones del primer mandatario en su primer día de gestión.

Según informaron, el presidente Néstor Kirchner y sus pares latinoamericanos coincidieron en la necesidad de fortalecer "la integración regional".

Además, Kirchner dio instrucciones a sus colaboradores para que avancen en "reuniones bilaterales" con sus pares de América latina que desemboquen en acuerdos concretos de libre comercio.

En esa línea, el vicencanciller anunció que el Mercosur podría firmar un primer acuerdo extrazona de libre comercio con Perú "en unos 60 o 90 días", una vez que queden subsanadas algunas trabas que existen actualmente, según lo conversado con el presidente de ese país, Alejandro Toledo.

En el caso de la reunión de Kirchner con su par de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Losada, Redrado señaló que se conversó sobre la necesidad de "fortalecer la infraestructura entre nuestros países, mejorar la calidad de nuestras economías y lograr la integración energética y vial". También hablaron de la necesidad de promover la integración física a través de la unificación de "los pasos fronterizos".

El vicecanciller adelantó que con ese objetivo "se planteó la necesidad" de concretar en breve una reunión con funcionarios de Bolivia para ir avanzando en todos estos temas.

En cuanto a la reunión con el presidente de Venezuela, Hugo Chavez, Redrado la calificó como "muy rica", ya que se acordó que el mandatario venezolano dará instrucciones a su Ministerio de Agricultura para que "incluya a la Argentina en la lista de países" a quienes le compran alimentos "con la idea de incrementar el comercio bilateral".

Por otra parte, sostuvo que el primer mandatario analizó con el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, la posibilidad de concretar un primer "gran acuerdo comercial extra zona" entre el Mercosur y la Unión Europea.

Redrado precisó también que Kirchner recibió un "fuerte de apoyo a su gestión" por parte de España, y también hubo un respaldo "de los países industrializados para las negociaciones con el FMI".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.