Apuestan a la economía para revertir la caída en las encuestas