Aranguren se cruzó duro con la oposición para defender las subas