Argibay encendió la controversia

(0)
29 de febrero de 2004  

La polémica sobre el aborto salió a la luz cuando la jurista Carmen Argibay, candidata del Gobierno a jueza de la Corte Suprema, manifestó tener una posición favorable a despenalizar esa práctica, apenas se conoció, en diciembre último, la noticia de su designación para el máximo tribunal.

Fue esa postura la que le valió casi 16.000 cartas con críticas a su postulación, que la población hizo llegar al Ministerio de Justicia.

Aun así, la magistrada ratificó sus polémicas expresiones. "Descriminalizar el aborto no quiere decir mandar a abortar a todo el mundo. Esa es una falsa lectura de lo que pueda decir cualquier persona más o menos razonable. Pero el aborto existe en la Argentina, nos guste o no", manifestó Argibay en declaraciones radiales desde Holanda hace un mes, en uno de los puntos más calientes de la polémica.

"Libertad para opinar"

Incluso en aquella oportunidad, la jurista se mostró sorprendida por la reacción que causaron sus palabras. "Es una postura que tengo desde hace mil años. No es novedad para las personas que me conocen. Me lo han oído decir en cincuenta mil seminarios. No creo que esto tenga una trascendencia especial. Creo en la libertad de la gente para opinar", dijo.

Además, cuestionó la falta de educación sexual en los sectores más desprotegidos de la sociedad, que -según afirmó- aumenta el riesgo de vida en las mujeres jóvenes que quedan embarazadas sin desearlo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.