Armas: Menem querelló a Caselli

Acusa al ruckaufista de falso testimonio
(0)
18 de diciembre de 2001  

Cuando recuperó la libertad, Carlos Menem dijo que no habría venganza para nadie, salvo para aquellos que mintieron. Pasaron 26 días y el ex presidente comenzó a cumplir su promesa: denunció ayer por falso testimonio agravado al ex embajador ante el Vaticano y actual secretario general de la Gobernación bonaerense, Esteban Caselli.

En una denuncia de seis carillas que quedó radicada en el juzgado federal N° 7, Menem pidió que Caselli sea condenado a cinco años de prisión por haberse "pronunciado con falsedad en mi perjuicio en dos oportunidades en dos procesos penales" vinculados con la venta de armas a países en guerra, entre 1991 y 1995.

En la presentación, a la que tuvo acceso LA NACION, el ex mandatario recordó cómo el ex funcionario menemista devenido ruckaufista cambió sus declaraciones (públicas y ante la Justicia) desde 1998 hasta el actual. Y destacó que el testimonio de Caselli "indujo a engaño" al juez federal Jorge Urso cuando, el 5 de julio último, lo procesó con prisión preventiva por asociación ilícita y falsedad ideológica de los decretos que posibilitaron los envíos de armas a Croacia y a Ecuador.

Aunque no provocó el mismo efecto con el juez en lo penal económico Julio Speroni, que dictó la falta de mérito de Menem por contrabando.

El 12 de octubre de 1998, el ex ministro de Defensa Oscar Camilión aseguró a LA NACION que Caselli le dijo: "Preferimos que mantenga a Luis Sarlenga al frente de Fabricaciones Militares".

Sarlenga es el ex funcionario menemista que con su confesión del 6 de abril último precipitó las detenciones de Emir Yoma, del ex jefe del Ejército Martín Balza y del propio Menem al sostener que "todos sabían" que las armas tenían destinos diferentes de los consignados en los decretos secretos.

Cuatro días más tarde, el 16 de octubre de 1998, Caselli envió una respuesta a LA NACION y recordó su "desmentida inmediata, rotunda y terminante a los dichos de Camilión".

Sin embargo, el 21 de mayo de 2001, cuando Yoma ya había sido detenido por Urso, Caselli presentó un escrito ante el juez en el que aseguró que Menem fue quien le dijo que hablara con Camilión (que reemplazó a Antonio Erman González en la cartera de Defensa) para que Sarlenga permaneciera en el cargo.

Ratificación

En un comunicado, Caselli ratificó ayer que Menem le encomendó comunicarle a Camilión la decisión de mantener al frente de FM a Sarlenga.

El funcionario bonaerense dijo: "Lamento que un ex presidente que me dio órdenes durante diez años hoy me trate como un mentiroso". Y agregó: "Siempre imaginé que el presidente (por Menem) actuaba con conocimiento de causa y con responsabilidad, pero al comprobar hoy que se desdice de una orden expresa -la confirmación de Sarlenga-, que no es motivo de la investigación de fondo, me hace pensar que se puede arrepentir de muchas otras cosas".

Caselli afirmó que Menem, "como las águilas, debe saber que hay turbulencias en que no se debe entrar, y Menem, como abogado, debe saber que una persona de bien, cuando es citada por un magistrado a declarar bajo juramento, debe decir toda la verdad y nada más que la verdad".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.