Arslanian insistió en su plan de seguridad

Crisis: el ex ministro de Justicia de Duhalde dijo que el conflicto de la inseguridad no se resuelve "con cara de malo".
(0)
29 de marzo de 2000  

El ex ministro de Justicia y Seguridad bonaerense del gobierno de Eduardo Duhalde León Arslanian dijo que la crisis de seguridad que se vive en la provincia de Buenos Aires no se resolverá con "cara de malo" o con "un garrote en la mano", sino con la continuidad del plan que impulsó durante su gestión, que fue aprobado "por unanimidad" por la Legislatura provincial.

Según Arslanian, el gobierno encabezado por Carlos Ruckauf "tiene un pésimo diagnóstico de la situación", que incrementó "los índices delictuales". Si bien admitió que su gestión no resolvió ese problema, dijo que la solución "no es sencilla ni inmediata", sino que "está sumamente asociada a la conflictividad social".

El ex funcionario sostuvo que "por este camino lo más probable es que tengamos muchos más presos, un sistema judicial mucho menos eficaz -con más presos se dictan menos fallos-, más motines de los que tenemos ahora, y que tengamos que recurrir en vez del dos por uno al tres por uno frente a los conflictos que nos va a generar el hacinamiento carcelario".

Arslanian señaló: "Los problemas de seguridad no los resolvimos nosotros ni los va a resolver nadie, absolutamente nadie por más que grite, ponga cara de malo, diga que se va a comer a los chicos crudos, o que recurra a procedimientos ominosos como torturas y demás, porque lo que se tiene es un pésimo diagnóstico de la situación".

Según afirmó, "es ingenuo suponer que los vamos a resolver (los problemas de seguridad) construyendo muchas cárceles, aumentando bastante las penas y restringiendo al máximo las excarcelaciones ¿En qué mejoró, desde que me fui y se dejó de lado mi programa, la seguridad en la provincia de Buenos Aires? Absolutamente en nada. No solamente eso, sino que aumentaron los índices delictuales. No se puede seguir macaneando ni dando a la gente vacuas promesas. Es falso, son enunciados puramente demagógicos", opinó.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?