El conflicto por las papeleras. Asambleístas no ceden a la presión de Busti y seguirán los cortes