Asumió Colombi el gobierno de Corrientes

Laura Capriata
(0)
11 de diciembre de 2009  

De un lado, la cúpula radical denunciando "un cepo extorsivo" del kirchnerismo sobre la provincia. Del otro, dos ministros nacionales para recordarle su acuerdo con la Casa Rosada. Así juró anoche como nuevo gobernador de Corrientes Ricardo Colombi, el radical que hace menos de un mes anunció su apoyo al kirchnerismo.

La situación fue definitivamente extraña. A las 17, en el comité radical de la provincia, la cúpula completa de la UCR nacional dio una conferencia de prensa "en defensa del voto correntino y del federalismo".

Fue su modo de acusar al gobierno de Cristina Kirchner de haber comprado el apoyo de Colombi, que hace menos de un mes se sacó una foto con Néstor Kirchner, en la intimidad de la residencia de Olivos, y anunció que lo apoyaría para 2011.

"Asume un radical sometido a un verdadero chantaje", no usó eufemismos Ernesto Sanz, flamante presidente de la UCR, que viajó a la provincia acompañado de Gerardo Morales, Angel Rozas e Hipólito Solari Yrigoyen, entre otros.

Aunque Colombi los había invitado a su asunción como gobernador, prefirieron faltar a la cita para evitar incidentes: en primera fila estaban el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, llegados para ratificar la buena relación del Gobierno con la nueva gestión provincial.

Hoy el elenco oficial se completará con Néstor Kirchner, que asistirá a la asunción del medallista olímpico Carlos "Camau" Espínola como intendente de la ciudad de Corrientes.

"Los únicos que nos deben juzgar son los correntinos, yo me atengo a ese veredicto", cerró su discurso Colombi, en lo que pareció un mensaje solapado a la UCR, que suspendió su afiliación después de su acuerdo con Kirchner.

Colombi juró poco antes de las 20 junto con su compañero de fórmula, el vicegobernador, Pedro Braillard Poccard, en la Legislatura provincial, y una hora después, en la gobernación, recibió el bastón de mando y la banda de manos de su primo, Arturo Colombi, el radical cobista al que derrotó en las últimas elecciones.

Los dos primos están ferozmente enfrentados desde hace más de tres años, y ayer la madre de Ricardo (y tía de Arturo) se sentó en el medio de ambos durante el acto y tuvo gestos de cariño para los dos, como si buscara recuperar la paz familiar. Pareció funcionar y los dos se mostraron conciliadores durante toda la jornada.

Ricardo Colombi (que ya había gobernado Corrientes entre 2001 y 2005) citó en su discurso "el sueño" de Martin Luther King, que consideró cumplido con la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca, y el de la unidad americana de José de San Martín. Entonces llamó a los correntinos a soñar "colectivamente sin importar las diferencias políticas, religiosas o culturales".

Colombi prometió "una provincia justa: con las necesidades básicas satisfechas, sin migración y con el esfuerzo valorado y recompensado", habló de sus orígenes humildes y abogó por "una Corrientes pujante, moderna, justa, educada, con identidad, solidaria y fraternal".

Antes de su discurso saludó a todos los funcionarios ubicados en primera fila, entre ellos Fernández y Randazzo, pero en su entorno nadie confirmó anoche a La Nacion si hoy se vería o no con Kirchner.

Más temprano los radicales habían cuestionado esa visita. "No contento con cooptar a cuanto gobernador e intendente, viene ahora a Corrientes y no por casualidad", criticaron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.